sábado, agosto 25, 2007

Fátima, Juan y chinos


Mi amigo Antonio me manda esta fotografía, digna de largos comentarios. Yo sólo diré que el cacareado poder amarillo ya asoma por ahí, con la comida en la boca y los niños (Fátima y Juan, los hijos de Antonio y Ester) en sus manos.
Diré, además, que soy padrino de Fátima. Y ya está. Me he quedado tan satisfecho al decirlo...

5 comentarios:

J. dijo...

Normal. Qué honor. Y qué alegría conocer a los pequeños de Antonio y Ester. Un grande.

Holan es uno de sus hallazgos. Y cada vez que meto un poema en el blog me acuerdo. Hoy, por ejemplo.

Ander Izagirre dijo...

Gran foto. Pero echo algo en falta: los niños, los chinos... creo que falta Nerea.

No te contaré nada nuevo dijo...

Tu ahijada es comestible, que beba linda.
Felicidades!

teye dijo...

olé mis sobrinos... Gracias Josean por subirlos a la red.Le he preguntado a Juan como se llamaban los chinos y me ha contestado: Chinos. (of course, qué cosas tiene mi tía...)

eresfea dijo...

Juan viene fino... Un beso, Teye.