miércoles, noviembre 20, 2019

Nieves tempranas

Fotografía de Pilar.
Nieva en Navarra sobre los robles aún verdes el 15 de noviembre.

martes, noviembre 05, 2019

Cuando champiñón...


En las praderas, entre escaramujos. Día de Todos los Santos, 2019.

lunes, octubre 28, 2019

Boletus edulis en Irún

19-X-2019
Un hongo fronterizo, criado en el bosque vasco de roble americano.

miércoles, octubre 02, 2019

Corredor Muganix (hasta 758)

Comprobaciones de la textura y adherencia del granito en el espolón de Mugánix.
Ángel, Patxi, Pilar y yo lo llamamos "corredor", aunque subimos al paso el 20 de septiembre. En ausencia de aparatos electrónicos y mapas, las explicaciones de la ruta parecerán peregrinas, y quizá por eso las doy. Subimos desde las minas de Arditurri y, al llegar al cruce con la GR 121, enfilamos apenas cien metros hacia el norte y dejamos el camino en torno a los 460 m de altitud para ascender por el borde del pinar, dirección oeste, sin entrar en el barranco de la derecha, el de la pequeña cueva cercana a la punta Rekarte. La pendiente es fuerte, pero está despejada de tojos y zarzas comunes en otros barrancos de Peñas de Aya, y los rastros de las cabras permiten ascender con relativa comodidad entre algunos helechos. Cerca de la pared de las peñas, cruza una senda poco dibujada que procede de la senda normal de Elurretxe y se acerca hasta la cueva. Hay que seguirla un poco, en leve ascenso hacia el sur, cambiar de barranco y ascender por el pinar muy clareado. Se llega a un espolón inclinado que se asciende sin necesidad de apoyar las manos, por el granito desnudo, y luego se salva un embudo herboso que desemboca entre Muganix y Putzuetako gaiña, al pie de la boca superior de la cueva de Juncal (con fuente).
A partir de ahí, cada cual puede seguir sumando cimas por las Peñas de Aya. Nosotros optamos por el almuerzo.


martes, septiembre 24, 2019

Balerdi (1 193), las hormigas macho y la tormenta


El 15 de septiembre, Ángel, Patxi, Pilar y yo ascendimos sofocados por el barranco de Minas. Trazamos zetas amplias para alcanzar el collado de Astunalde. Tras un repecho mínimo, comenzamos el descenso clásico a la cima de Balerdi. Soplaba el viento sur y las nubes se adensaban. Ya estábamos solos en la parte de Aralar que barría nuestra mirada, la tormenta amenazaba con el cambio de viento.
Almorzamos en Balerdi. En el postre, los machos expulsados de los hormigueros levantaron el vuelo a nuestro alrededor y cambió la dirección del viento. Tuvimos que marcharnos en medio de una nube de hormigas aladas. La tormenta descargaba en las faldas de Aizkorri y se desplazaba hacia el norte.
Solo nos mojamos.


martes, septiembre 10, 2019

Clarividencia

Una amiga me dijo en 1994 que existía eso que hoy llamamos internet, me explicó sus posibilidades y el mundo nuevo que se avecinaba: una nueva historia. El halo de la ilusión la envolvía, pero el relato de ciencia ficción no era su fuerte. Pronto supe que trabajaba en una oficina de colores que tenía hasta un futbolín. Eso era el éxito. Se lo merecía. Solo para empezar: ella había reconocido un momento histórico ¡en tiempo real!, mientras la mayoría de sus amigos consignábamos en los currículos la mentira de algún programa básico de ordenador.
Veinticinco años después parece difícil existir fuera del mundo digital, pero si me esfuerzo por reconocer un momento histórico en tiempo real me aventuro a anunciar desde ahora un renovado auge de la mentira. (La herencia humanista de la prehistoria digital). Urge mentir mucho más, y con más destreza: al encuestador, a la presidenta de tu comunidad de vecinos, al telefonista, a la médica, a la página de contactos para ligar, al vendedor de seguros, a la que pasa lista, al de la funeraria, a la curiosa del ascensor, al maestro de bikran yoga, a la panadera filóloga, a...
(Podría seguir).
P.D.: No necesito el futbolín, pero si insisten...



lunes, septiembre 02, 2019

Frondellas (unos 3 060)

Fotografía de Patxi.
En la subida pones la mirada en los pasos y levantas la cabeza de vez en cuando, concentrada en la cima. Y en la cima, la mirada se abre a las montañas y baja hasta los valles. Es la versión montañera de aquel refrán: "Lo mejor del sol, la sombra".

miércoles, agosto 28, 2019

Llena Cantal (2956)

¿Por qué subimos montañas?
El 25-VIII-2019, desde la cima de Llena Cantal.

martes, agosto 27, 2019

Aguja de Pondiellos (3015) y Garmo Negro (3064), unos pasos de fe

Creedme: esas manchitas de aspecto humano que apuntan las flechas blancas son dos montañeros en ascenso a Garmo Negro después de coronar la Aguja de Pondiellos. Desde la aguja, parece difícil subir sin cuerda, pero la ruta no exige un salto de fe como en Indiana Jones y la última cruzada, sí perseverar unos cuantos pasos y usar las manos (un poco).


En la segunda imagen, Patxi está a punto de terminar la ascensión el 24-VIII-2019, con la Aguja de Pondiellos a su derecha y Vignemale en el centro del horizonte.

lunes, agosto 19, 2019

Croquis del Balneario de Panticosa

Croquis del Balneario de Panticosa, 1865. Autor:  Eugenio Harzenbusch.
Fuente: Biblioteca Nacional de España.