martes, septiembre 19, 2017

Tostados en la Grand Place




El paso del tiempo explica muchos cambios. Si aceptamos que el tiempo pasa, que nos oxidamos, que las papilas gustativas se abrasan, que las manías se perfeccionan..., se entiende que a algunos oxidados, desabridos y maniáticos cada vez nos gusten más ciertas cervezas oscuras, cargadas de matices, fuertes, subidillas de alcohol. Dicho esto, para Bélgica, la percepción que tengo después de unos años de "participación comprometida" en la Belgian Beer Weekend es que la cerveza belga envejece bien, o sea, que da cada vez más litros oscuros a este paladar. (Por más que me duela, también  reconozco la creciente lupulización de la cerveza: manda el mercado, los grandes productores belgas tienen las orejas tiesas con motivo y la moda IPA tocó Bélgica).
La variedad creciente de cervezas va más allá de mi paladar abrasado y tiene que ver con un fenómeno internacional desde hace unos diez años: la creación de más cervezas artesanales, la recuperación de viejos estilos de cerveza, la experimentación con nuevas fórmulas... Creo que no nos gusta que las cosas siempre sepan igual de poco. Ante el caudal de Heineken, Budweiser, Stella Artois, Guinnes, Coronita, Carlsberg y otros tantos ríos de cerveza de sabor publicitario, la gente busca su gusto, su estilo de cerveza, y ahora la oferta ofrece un cambio más fácil que nunca.
En mi caso, del estilo triple de abadía, me he ido inclinando por cervezas del estilo cuádruple, stout, envejecidas en barrica. Una lista desordenada de mis 10 cervezas belgas para el paladar de septiembre de 2017 en la Grand Place:
Val Dieu, triple. (Semper fidelis)
Deus, entre la cerveza y el champán.
Rochefort 10.
Buffalo Belgian Stout.
Malheur 12.
Ter Dolen Foncé.
Waterloo Strong Dark.
Le Fort.
Silly Scotch, lograda complejidad.
¿La 10ª? Preguntará algún calculador. Es ésa de la que no me acuerdo ahora (quiero subrayar mi "participación comprometida"), pero que sé que existe, como existe mi desmemoria. ¿Quién dijo que la memoria de una cata es perfecta?

P.D.: Apunto además que la última clasificación de las 100 mejores cervezas del mundo de Ratebeer este es el ranking por países: EE UU 73, Bélgica 14, Canadá 2, Dinamarca 2, Polonia 2, Suecia 2, Escocia 1, España 1, Holanda 1, Inglaterra 1, Italia 1.



jueves, septiembre 07, 2017

Pic de la Fenêtre (2662) desde Gloriettes

Cima de Fenêtre, ante Tucarroya, Astazú y Cilindro y Marboré.


El Pic de la Fenêtre es una montaña menor ante sus vecinos, que Patxi y yo elegimos por descarte e improvisación para una jornada que contaba después con el regreso a casa por autopista y con sol de cara. Salimos del estacionamiento del embalse de Gloriettes, disfrutamos una temperatura amable y la ascensión suave por el valle hasta llegar al circo de Estaubé. Dejamos a la derecha (al oeste) las posibilidades del Pimené y de la brecha de Tucarroya. Llegamos al Puerto Nuevo de Pineta y, desde allí, subimos por la pedrera al Fenêtre.
Ascensión final a Fenêtre, penosa por pedrera, con vistas al valle de Pineta.

Empieza la bajada del Puerto Nuevo de Pineta, al fondo el Pimené. Fotografía(s) de Patxi.
Circo de Estaubé, con el Puerto de Pineta al fondo.


martes, septiembre 05, 2017

lunes, septiembre 04, 2017

El mármol resbaladizo

Catedral de san Miguel y santa Gúdula, Bruselas.

A veces el mármol es algo resbaladizo. Las babas de la serpiente están secas pero...

lunes, agosto 28, 2017

Munia (3 132), Pequeña Munia (3 094) y Sierra Morena (3 088) desde Troumouse

Incorporándose tras trepar el Paso del Gato (II+), al fondo Añisclo, Perdido, Cilindro de Marboré, dos partes de un glaciar...

El 20 de agosto, Patxi y yo subimos desde Troumouse a La Munia en un día perfecto (seco y con vistas). Sin llegar al síndrome de Sthendal ni de María Antonietta, nos dio la borrachera fotográfica. Desde entonces miro y remiro las imágenes incapaz de darles un orden, un sentido, son como fogonazos de recuerdos.





En el Passet (II), con unos diez metros de desnivel más complicados para la bajada que para la subida, lo peligroso es que el mármol cada vez está más pulido.
En el Paso del Gato no está nada mal usar cuerda, especialmente para bajar. Pero subimos sin ella y, para bajar, exploramos la opción que sale en dirección sur, hacia Robiñera (hitos), y encuentra el punto débil de la pared sin necesidad de apoyar las manos.
Desde la Pequeña Munia, el circo continúa... Aún subiríamos a Sierra Morena, por esa loma digna de paseante.
Cima de Sierra Morena. Lugar elegido para el almuerzo: queso Morbier y ensalada de tomate.


sábado, agosto 26, 2017

Uñas de gato (Sedum rupestre)

Uñas de gato (Sedum rupestre) sobre mármol cerca de Le Passet, circo de Troumouse, Francia. 20 de agosto de 2017.

jueves, agosto 24, 2017

Vendo burro semental...

13-8-2017. Acceso al restaurante Pagozelai.

El corcho dispuesto para colocar mensajes con chinchetas en la entrada del hostal restaurante Pagozelai (A 15, Km 134, Navarra) merece, desde 1995, una lectura atenta. Los mensajes que allí se pinchan me recuerdan la gloriosa labor del maestro José Antonio Millán en Flor de farola.
No sé si los urbanitas en tránsito por la autovía, repararán en el corcho y sus mensajes entre las puertas exteriores e interiores, pero, ¡ay!, el paraíso tiene que parecerse a un prado manso para los niños...

Los lectores más voraces pueden , además, en los urinarios masculinos, disfrutar de su micción al tiempo que leen las páginas expuestas del Diario de Navarra. (Aviso: a veces en Pagozelai no tienen en cuenta el tamaño de las vejigas completas y exponen reportajes demasiado largos que exceden las posibilidades lectoras de cualquier micción).

martes, agosto 22, 2017

Punta Alta de Napazal (2 363) y Bozo de Vernera (2 454)

Desde El Bozo de Vernera, sobre el Valle de los Sarrios (a la izquierda). Fotografía (1) de Patxi.
El 13 de agosto (2017), Pilar, Ángel, Patxi y yo, disfrutamos de una de esas cimas poco visitadas que está entre nuestro particular catálogo de las más bellas de los Pirineos (Categoría Caliza). Al Bozo Vernera se sube generalmente desde un poco antes de llegar al Refugio de los Forestales (camino balizado desde Lizara) o desde el collado del Bozo, hacia el puerto de Aisa, por la Foya de Aragüés, entre Punta Alta de Napazal y Ruabe Vernera (pedrera veraniega).
En esta ocasión, apenas unos metros antes de alcanzar el collado del Bozo desde Lizara, atacamos en dirección norte (a la izquierda en subida), enfrentamos una pendiente empinada de caliza y marga, para salir a una zona herbosa (hitos), girar hacia el oeste (Fotografía 2), superar un primer resalte rocoso, girar al este (Fotografía 3) y luego encontrar el punto débil ¿I? (Fotografía 4) del paredón para salir a la cima de la Punta Alta de Napazal.
La ruta ofrece un paisaje precioso de las paredes calizas de Vernera y se llega a la cima de Punta... (Fotografía 5), una planicie catalogable como "cima de vacas" ¡donde pastan los sarrios! Desde allí hacia el Bozo Vernera, una senda mínima (hitos) pierde un poco de altura, evita enfrentar Vernera, sortea una zona rocosa y sale al collado entre Vernera y el Bozo; desde allí es muy fácil subir al Bozo Vernera que cuenta con el premio de asomarse al patio del Valle de los Sarrios (Fotografía 1).
(Ahí nos extasiamos un buen rato, contemplativos).
Para bajar optamos por volver al collado anterior hacia el oeste, al barranco Audelca (Fotografía 6). Los hitos guían los pasos. En la primera parte, entre varias simas, el camino es amable, después la pedrera... (adiós amabilidad). Se llega al cauce del arroyo y se toma la senda evidente y balizada hasta el refugio de Lizara.
Rampa herbosa, ante el valle de Rigüelo. Fotografía 2.

Cerca del punto débil de acceso al Puntal. Vernera a la izquierda. Fotografía 3.

Antes de enfrentar el resalte de acceso a Punta..., con vista a la derecha de la Foya de Aragüés. Fotografía 4.

Punta Alta de Napazal, en marcha, ante la Llana de la Garganta, Mallos de Lecherín, Collarada... Fotografía 5.

Comienzo de la bajada hacia Audelca y Refugio de Forestales. Zona amable, entre simas, con vistas a Fetas, Bisaurín, Puntal Alto de Secús (asombrado)... Fotografía 6.

jueves, agosto 17, 2017

Punta Zarre (2 947) por los Pecicos

Cambalés, Aragón, Pequeña Facha y Facha desde la cima de Punta Zarre.

Ascenso por la chimenea (II). Vignemale, Serrato y Batanes en el horizonte.


Cinco años después de la ascensión con Patxi, el 12 de julio (2017), Ángel y yo subimos a Punta Zarre por su vía normal, una chimenea propicia para gente tranquila. Si las ascensiones de las chimeneas son más fáciles que los descensos, Punta Zarre es la excepción. Se baja encajonado casi todo el rato y, con el apoyo de continuo de los brazos, el regreso sobre los mismos pasos del ascenso se hace más fácil y rápido que el ascenso.


Vista desde el ibón de Pecico Inferior (el superior queda oculto al pie del nevero).

miércoles, agosto 16, 2017

Salamandra

En la cima de Acué, Pirineos franceses, 9 de julio de 2017. Fotografía de Ángel.
Suena como una invocación mágica, como abracadabra.

viernes, agosto 11, 2017

Acaban de abrirse los baños de Tiermas

"Acaban de abrirse los baños de Tiermas, uno de los más concurridos de la península".
El Heraldo, Madrid, 11 de agosto de 1842.

"Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada...", pero 175 años y un embalse recuerdan cuánto ha llovido desde entonces.

jueves, agosto 10, 2017

Quayrat (3 060)

La luna asoma por el Quayrat al anochecer del 4 de agosto. Fotografía de Patxi.
El 4 de agosto (2017)Patxi y yo subimos al Quayrat desde el refugio de Espingo.

Confieso que en la cima miraba sin empacho Perdiguero, Crabioules, Gourgs Blancs, Gourdon... No sólo eso, ya preparaba mentalmente el ascenso futuro a Hourgade y Lézat. No sé si esa actitud en la montaña es un rasgo de vasquidad, una especie de hambre genética trasladada a las cumbres. Ya se sabe que el vasco es un tipo que, sentado a la mesa de un banquete magnífico, evoca emocionado comidas pasadas y se relame con la posibilidad de las futuras.
En Espingo cenamos sopa de alubias (espesa) con bis, carne guisada con añadidura de arroz, buen queso y natilla (el cuenco no merecía el plural).

Algunos hitos de la jornada pirenaica.

Caminamos asombrados en la primera parte del ascenso, senda en la hierba ante el circo de Espingo (Tusse de Montarqué, Spijeoles...). Miramos de refilón la ruta al Spijeoles. 
Obstáculo de las gradas de granito.
Chimenea previa al corredor que conduce al collado. El "chimeneómetro" no llegaba a II.
Fotógrafo cazador en la cima.
Presa fotografiada en la cima. Autor: Patxi.
Descenso cómodo, con apoyos, previo al collado. En compañía de Javier. Fotografía de Patxi.
Collado de Quayrat, lagos de Saussat, Espingo y Oô a la vista. El refugio queda para la búsqueda de las miradas mejor entrenadas. Fotografía de Patxi.


miércoles, agosto 09, 2017

Spijeoles (3 065)

Las primeras lucen prenden en la cima de Spijeoles. Subimos ya por encima del lago Saussat.
Cima de Spijeoles ante el mar de nubes al norte, del lado francés.
Cima de Spijeoles con la mirada puesta en el Perdiguero. Las nubes entran por el oeste... Fotografía de Patxi.
Empieza la bajada. Ante el lago Glacé (?).
Sigue la bajada. Las nubes entran al lago de Espingo.
 El sábado 5 de agosto (2017), Patxi y yo subimos del refugio de Espingo a Spijeoles, y luego bajamos de retirada a Granjas de Astau. El paisaje que disfrutamos merece el uso y abuso de adjetivos con muchas sílabas, pero, como como soy vago y austero a partes iguales y meto cinco fotografías (al cambio dicen que son más de 5000 palabras), intentaré resumir con tres palabras la experiencia de una jornada montañera memorable: Suuubir, ¡CIMA!, bajaaaaaaaaaaaaaar.

P. D.: Spijeoles, sí, a ver cómo dices el nombre de la cima.

domingo, agosto 06, 2017

Siempreviva

Siempreviva (Sempervivum montanum). Imagen tomada en Acué, Pirineos franceses.
Pienso en el buen humor de aquel Adán que escogió siempreviva y no nuncamuerta para esta planta.

lunes, julio 31, 2017

Pilates equino II (Las nuevas generaciones)

Cerca de Ormazarreta, Aralar navarro, 30 de julio (2017). Fotografía de Pilar.
Hasta los potros y potrancas trabajan el core, no sólo es cosa de yeguas.

viernes, julio 28, 2017

Apolo oculta su mirada en el trébol blanco

Apolo en el paraje de Yenefrito (Huesca). 10 de julio de 2017.
Algunas veces la descripción de una imagen le pone a uno al borde de la poesía...

miércoles, julio 26, 2017

Lirios contra delirios (Iris latifolia)

En la hoya de Secús, Huesca, España. 24 de julio de 2017.
Es un secreto a voces entre los montañeros que el lirio azul (Iris latifolia) tiene cualidades hipnóticas y relajantes contra los delirios; curiosamente, esas cualidades se acentúan ante las floraciones masivas y no es necesario arrancar las plantas y preparar aceites o cocciones al estilo Dioscórides (para el lirio blanco). Basta detenerse y mirar.

martes, julio 25, 2017

Perrechicos (Calocybe gambosa) tardanos

23 de julio de 2017.
Como los vi en el entorno del ibón de Estanés (Huesca), sé que debería escribir  userones, pero cada uno tiene sus decires...
Los perrechicos comparten dicho con los espárragos: "Los de abril para mí, los del mayo para el amo, los de junio para ninguno". Pero siempre hay excepciones y, hasta estos y otros sin fotografía del 23 de julio, los perrechicos más tardanos que había visto eran los de un 7 de julio en la Faja de las Flores (Huesca).

Cantharellus cibarius


En los hayedos húmedos de Navarra y Guipúzcoa, en la segunda mitad de julio (2017).

viernes, julio 21, 2017

Arnales (3 002), por el collado de Pondielllos

Ibones de Pondiellos, desde el collado homónimo.
El martes 11 de julio (2017), Ángel y yo subimos desde la Casa de Piedra en el Balneario de Panticosa por la ruta normal que conduce a Garmo, Infiernos... Desde la Majada Alta agarramos el barranco hacia el collado de Pondiellos al margen de los hitos. Y escribo "agarramos" porque en buena parte de la ruta hubo que echar mano a la roca poder ascender. En el tramo de final de salida al collado, retomamos la ruta marcada y nos asomamos a uno de esos paisajes queridos de los Pirineos: los ibones de Pondiellos (un sueño para las miradas recalentadas de julio). Con menos nieve, ¡ay! de verano en verano...
Desde allí es muy fácil la subida a Arnales, el hermano pequeño de Garmo Negro e Infiernos, aunque hay que pelear con una corta pedrera que eludimos en la subida agarrándonos (otra vez) a la roca.
Almorzamos en el collado de Saretas y volvimos sobre nuestros pasos al collado de Pondiellos, para después bajar hacia el nordeste, hasta llegar por encima de la Majada Alta y tomar la ruta balizada (hitos) por los guardas de Bachimaña que conduce casi sin bajada hasta el ibón de Arnales y, después, con un tobogán mínimo, al tramo final de la cuesta del Fraile, ante el refugio de Bachimaña.

P.D.: Para cenar: crema de calabaza y pollo, tan ricamente.

Cima de Arnales, fotografiando el nacimiento de una nube ante Piedrafita, Gaurier... En el centro de la imagen, algo borroso en el horizonte se alza Cambalés.

martes, julio 18, 2017

Cambalés (2 965)

En la cima de Cambalés, con Frondellas y Balaitús a la vista.
Subida por la cresta, detrás quedan Facha, Punta Zarre, Llena Cantal, Infiernos...  
Último tramo de descenso hacia los ibones de la Facha. 


El jueves 13 de julio (2017), Ángel y yo salimos del refugio de Marcadau Wallon, ascendimos hasta el collado de la Facha y, desde allí, improvisamos una ruta intermedia y alternativa entre los hitos que señalan el ascenso a Cambalés pasando por la Peña de Aragón y los que marcan la ruta por un barranquillo intermedio entre el collado y los ibones de la Facha. Recomiendo vivamente a otros montañeros seguir los hitos (sean los que sean) en la aproximación al cuello de Aragón.
Cumplimos con la bonita ascensión en la arista del tramo final a Cambalés, asomándonos a los lagos de Cambalés y Opale. En la cima almorzamos sardinas en aceite. Bajamos hacia el refugio de Respomuso por el puerto de Azún, enlazando con la vía normal del barranco de Campoplano en los ibones de la Facha.

lunes, julio 17, 2017