lunes, noviembre 12, 2007

Ruptura de dientes y labios

Allí hacían planes quinquenales e inspiraban a la izquierda (política, intelectual), tenían la fórmula de la libertad asegurada para todos, incluso reunían medallas olímpicas y mundiales de gimnastas y levantadores de pesas…, antes de allí salían muy pocos.
Ahora de allí llega [a España] mucha gente.
Una mujer con acento de algún lugar de allí entra al autobús hablando casi a los gritos. Descubro que habla por el móvil/celular.
“Le enseño, que no sea mal criada, que esto [España] no es Colombia o Ecuador, que le rompo los dientes y los labios.
(…)
Si tú has venido aquí para buscar viejitos, es tu problema…
(…)
Si no eres más que una cerda…
(…)
¡Vete a la mierda!
(…)
¡Tu madre!”.
Entonces, con gran aparato, cierra la comunicación del pequeño aparato.
Hay algo que me ronda en la cabeza. Hay otros otros. Por lo general son más melosos con el español. No conocieron planes quinquenales (excepto los privilegiados e igualados cubanos); ellos basan sus inspiraciones izquierdosas en las revoluciones tardías, con el Che a la cabeza, e inspiran a los jóvenes y a los fabricantes de camisetas (no a la izquierda política del pesebre europeo, no a la intelectualidad occidental que escribe con notas al pie); como gimnastas y levantadores de peso, o arrojadores de jabalina o martillo, han sido un desastre.
Aparentemente, en España tenían dos ventajas:
Nuestros antepasados fueron para allí, y ellos, de alguna manera, están de vuelta.
El idioma. Pero oyendo las destrezas de esta mujer con el español… En qué quedaría un real “¿Por qué no te callas?”.

5 comentarios:

J. dijo...

Pero buscar viejitos casi suena bonito.

Ceci dijo...

Soy de las que no entiende algunas cosas de la Familia Real Española, pero la verdad es que lo apoyo totalmente en lo que le dijo a Chávez.
Lo de la señora mal hablada y sí, existen y es una pena.

mi-tacua-uy dijo...

Dos sentimientos contrapuestos: Me sonrío y al mismo tiempo siento vergüenza ajena. Hay de todo en la viña del Señor.

eresfea dijo...

J., lo de los "viejitos" es un calco que muestra su adaptación feroz al medio. Y eso me decidió a apuntar cuanto iba diciendo. Ella retruca con una voz copiada a las ecuatorianas, colombianas..., pero en ella es terrible: el diminutivo cariñoso se envenena.

Ceci, yo no entiendo casi nada de Juan Carlos I y su familia.

Anónimo dijo...

Racistas, hijos de puta.