sábado, octubre 24, 2009

La perfección era esto (el viernes)


Boletus edulis.
Porque, como diría John Rambo, ese filósofo contemporáneo, hay que “vivir día a día”.

4 comentarios:

J. dijo...

Y aprendimos que John Rambo no era prescindible.

Anónimo dijo...

Me encanta la puntualización entre paréntesis "(el viernes)". ¿Cuál será la perfección de hoy?
Un abrazo,
Bea

anonetoy dijo...

Muchos hongos para mi gusto, y pocos para el tuyo. Podrías subir algún cuento...

Mariana Gugelmeier dijo...

Hongos!!! Que rico. Todo me parece rico cuando se que no viene de una fabrica, empaquetado. Extrano la comida, eresfea. Solo eso. Un abrazo. Te sigo en tu blog y he recomenzado el mio.