lunes, septiembre 26, 2011

Cordal Sorginzelai Erakurri


Ane, Asun, Lourdes, Pilar, Álvaro, Ángel, Patxi y yo trazamos un cordal entre cordales el domingo 25 de septiembre. Ante nosotros teníamos el panorama de líneas conocidas en el horizonte: Urepel, Mandoegi, Abadegurutz... Adarra; el mítico Loitzate, Arainburu, Ekaitza... hasta Mendaur (la ermita brillaba al sol en la cima); Ireber, Zuparrobi...
Salimos de la aldea de bordas enclavada al sudeste de Iramendi (donde dejamos la última salida por esta zona), y, desde allí, salimos al collado de Arlepo (730). Subimos en un pispás a Sorginzelai (850) -sin buzón cimero- y nos metimos por el bosque en formación de abanico para recoger zizas y rúsulas. Al poco de pasar Zorbizelai (855) -otra cima sin buzón-, "caímos" por error hacia el oeste y nos esforzamos en un sube y baja, para retomar la ruta cerca de la cima de Lexarburu (915).
Celebramos el almuerzo tardío en la última sombra del hayedo. Un surtido de quesos cremosos; revuelto de hongos, zizas y gibelurdiñas; jamón en su punto exacto de temperatura; papaya; melón; nueces... Y tres vinos deliciosos que fueron cuatro. Tres tintos tres: un siraz siciliano, un Ribera de Duero ecológico y el familiar Azpilicueta. ¿El cuarto? Un cásico Sauternes angelino.
Ya alegres por las praderas y con apenas desnivel, sumamos con el sol en los ojos Iruñarri (1.051) y Erakurri (1.142).
El resto no fue silencio, sino bajada a la carretera en Ezkurra gaine.

3 comentarios:

J M C dijo...

Otros recorríamos entretanto el cordal Mendieder-Ekaitza, sin llegar al mítico Loizate, que era el objetivo inicial. Eso sí, nuestro almuerzo fue mucho más modesto.

eresfea dijo...

Día tan luminoso. JMC, quizá te guste saber que hay una aproximación por buena pista que parte junto al molino de Zubieta y te eleva hasta más allá de los 700 m. Desde ahí puedes batir el cordal al revés: acercamiento por Iramendi a Loitzate, y retroceso por Arainburu hasta Mendaur. Si dejas un segundo coche a media subida de Aurtiz, te ahorras las "partes más bajas".

iK dijo...

Una jornada gloriasa, vamos.