viernes, noviembre 17, 2006

La gente las mira y piensa en gnomos y pitufos


Las muscarias son tan alucinógenas que no hace falta comerlas para tener curiosas visiones. He leído que se llaman así, muscarias, porque se utilizaban (secas y en polvo, mezcladas con azúcar) para matar moscas. Todo lo que sirve para matar moscas me inspira un profundo cariño: los matamoscas, los aerosoles (que además provocan asma y destrozan la capa de ozoono), las cintas pegajosas...
Cuando era un agente doble cero (leed El espía que surgió de Donosti, Ed. Txalau), viajé a Siberia con un encargo preciso del Sr. M. Según algunos libros, las muscarias eran comestibles en la URSS. Y no, en Rusia no se comían. Pero, claro, cuando viajé a Siberia, la URSS ya no era URSS.

5 comentarios:

Al Nonino dijo...

En la lista de matamoscas te faltaron los palitos chinos. ¿Es posible tal habilidad, o es una imagen colectiva creada por el cine? (¡No me puedo sacar al Señor Mijagi de la cabeza!)

emilio dijo...

jojojo, aca hay cactos alucinogenos... claro que a lo mejor vos vivis en una estepa, o un llano, nosotros vivimos en el pleno desierto, y, tampoco hay que comerlos para alucinar!!! jeje...

es casualidad, o es la tesitura de blop, hablar siempre de comidas?

tambien tenemos algunas plantas alucinogenas, pero esas ya son mas comunes (la amapola por ejemplo)

suerte!

Ander Izagirre dijo...

Sí, tiene cierta lógica que en el gulag las muscarias fueran un manjar deseado.

Anónimo dijo...

¿Rodriguez Lozano?

indecisa dijo...

No existe sonreir sin dientes, ¿cómo es eso? Creo que la sonrisa se ve "con o sin dientes" según el tamaño de los dientes de cada uno.

Por eso una sonrisa super dientona como la mia luce bien. Mejor no tener caries ni fumar en este caso...