jueves, diciembre 18, 2008

Formas de saber si se te ha puesto la cara gorda

Si tienes el pelo largo y crees verte con la cara gorda, te cortas el pelo. Compruebas que sí, que tienes la cara gorda, el corte no te ha adelgazado.
Si tienes el pelo corto, esperas que te crezca. Compruebas, entonces, que el pelo no te disimula la cara gorda. Sí, tienes la cara gorda.

El secreto: mirarse en el espejo.

La fotografía está tomada de aquí.

P.D.: Sí, ya sé... ¿Y los calvos/pelados? ¿Y los ciegos? Las grandes teorías tienen sus excepciones.

9 comentarios:

Sergio dijo...

A mí me gustan esos espejos que había en las ferias y que transmitían delgadez y cariño. Creo que eran espejos "con bexos".

Mae dijo...

La clave es ir a Mango, a los probadores: ahí nunca te verás la cara gorda (ni las cachas desbordantes, ni nada sobrante, todo en proporción, divinamente engañados).

eresfea dijo...

No sé si me veo en Mango, mirándome en el espejo con cara de flauta...

IMANOL dijo...

Mango, flauta... me he perdido algo...
Felices fiestas!

Toni dijo...

Me dejo barba y sí, no me queda otra que dejarme el pelo corto.

Al Nonino dijo...

Agrego a "Favoritos" el sitio con la historia del mazapán.

eresfea dijo...

Sí, los versos de Lope de Vega son geniales: "Como por los dos sanjuanes/suelen pelear las monjas/a costa de maçapanes."

Amelia dijo...

¡Felices Fiestas y un "dulce" 2009!

J. dijo...

También se podría probar con un gorro-huevo de piscina (orejas dentro, primero y orejas fuera, después)