miércoles, mayo 20, 2009

Resistencia


Caminaba por el bulevar. Mañana soleada, 14ºC, bastante gente compartía mi propósito, no mi ritmo: 6,5 km/h. A esta precisión se llega después de mucho caminar.
Entonces un tipo salió de una calle perpendicular y se colocó a mi derecha. Exactamente al mismo ritmo. No le miré a la cara. Mantenía una distancia provocadora, casi dos metros en paralelo, como si avanzáramos por las calles de una piscina. Una sola sombra. Los demás quedaban atrás, los cazábamos en nuestra marcha paralela. (Excepto un corredor y tres ciclistas que pasaron pedaleando). Dejamos atrás, incluso, un chucho blanco, grande y juguetón, que cagaba en el radiador de un Mercedes.
Nos deteníamos en los cruces, esperábamos el cambio de semáforo o el paso de los coches. Reemprendíamos la marcha. Podría haber frenado y haber dejado ir a mi caminante paralelo, podría acelerar hasta 7 o incluso 7,5 km/h. Pero, ¿por qué tenía que cambiar mi ritmo? Eso hubiera significado un reconocimiento más complejo que la victoria o la derrota. Así que decidí aguantar. Llegamos a la rambla, ambos doblamos hacia Pocitos. Siguieron cayendo los kilómetros, y notaba la espalda y el pecho húmedos. Pero él no cedía.
Entonces nos miramos los dos a la vez, un segundo. Sudábamos.

P.D.: La ilustración me la ha enviado J. Tengo también mucho que agradecer a Sergio.

9 comentarios:

J. dijo...

Fantástico.

El personaje tiene algo de personaje de Peter.

... y pienso que leí este cuento, no sé... un raro déjà vu.

eresfea dijo...

Seguro que varios lo han escrito antes... Sí, es peteriano/piterino.

J. dijo...

No. Siempre lo has escrito tu.


Abrazo!

Minerva dijo...

Diría montevideano. Se te extraña, Eresfea. Podríamos jugar carreras de café, o de hongos en la Sierra de las Ánimas. Ganarías seguro. Abrazo.

Merelo dijo...

Seguro que ese tipo escribió un post semejante al tuyo, donde anunciaba un experimento que probaría que nadie aguanta más de una cuadra caminando al mismo ritmo que un extraño. Lo liquidaste, Eresfea.

Mi preferido siempre fue Manolito.

Abrazo.

eresfea dijo...

¡Un abrazo, Merelo!

Ander dijo...

Sí, yo también he tenido un déjà vu. ¿Seguro que no tienes un ancestro de este relato por ahí?

(¿Jamón dejavú?).

Anónimo dijo...

¿Te enteraste? Defensor le ganó a Boca 1 a 0 en la Bombonera y lo dejó fuera de la Copa Libertadores. Todo un triunfo.
Abrazovioleta.
M

eresfea dijo...

Ander, déjà "leidu", sí. Je, je... Experimentos con la repetición y la memoria.