sábado, febrero 18, 2006

Pequeñas obsesiones

Oigo a Iñaki Gabilondo la palabra "reproche" en su programa editorial-informativo que arranca a las 20,57 en la televisión. Debo usar esa palabra, me digo (una de las que conviene hacer pronunciar a un francés). Normalmente abusamos del palabrerío para no decir "reproche".

Una bobada. Miro a Iñaki Gabilondo y descubro que pierde las cejas por el centro. Sus cejas se separan la una de la otra inexorablemente. ¿Cómo se llamará al que pierde los pelos de las cejas por el centro? ¿Cejiextremo, cejiborde, cejipolar...? Lo dicho, una bobada.

Música. Anabella y Donna Regina, buscaré cedés suyos. ¿Quién las conoce?

Abadekurutz. Ayer, Patxi y yo nos reencontramos en la montaña Abadekurutz con la cruz metálica que marca dónde fue asesinado un cura en 1779. Hoy he buscado (poco) hasta encontrar algo excelente para curiosos maniáticos.
Sorpresa. Un cartel (también metálico) a tres metros de la cruz citada: "REFUGIO DE LIEBRE". Arrepentimiento. Tendría que haberlo arrancado para ponerlo en mi habitación.

6 comentarios:

Ander dijo...

1. Propongo ALOCÉJICO.

2. Abadekurutz: una historia apasionante. Para fotocopiársela a los alumnos de Periodismo. Qué cosas: esa misma web, leitzaran.net, ha sido mi web de cabecera mientras escribía el reportaje del tren del Plazaola. Al margen de trenes y minas, he leído en ella otras historietas como la del piloto Roland Garros capotando en el valle de Leizarán, pero no había entrado en el capítulo de Abadekurutz. El autor, Xabier Cabezón, es un ídem y un crack.

3. Para despistados: hoy, 18, cumple años nuestra heroína y reciente doctora B.

4. ¿Hay excursión mañana domingo?

gusiluz75 dijo...

Ander, Josean, Miguel, Alberto... os dedico mi bitácora de hoy, lunes, es para seguir echando leña al fuego sobre las absurdeces de la vida..., estatutaria, digo yo.
Como aquel escritor derechón que repudia el cava pero tiene todas sus obras editadas en Destino... de paso, que devuelva el Planeta...

Xabier dijo...

Lecturas como las vuestras son las que mueven a contar (a veces de forma un poco árida) algo de lo mucho que hay esparcido por ese txoko precioso que es el Leitzaran. Y sobre todo porque no se pierdan o estropeen más cosas...

Agur bero bat

Xabier

eresfea dijo...

Xabier, no sabes cómo agradezco tu esfuerzo. ¿Forma árida? Nada de eso, sigue contando así de bien. Al leer tus líneas me he acordado de un hombre muy bueno. Ahora dudo de su nombre (la memoria...) y me da un poco de vergüenza, pero ahí va: José Sagastibeltza.
Un abrazo,
Josean.

Ander dijo...

Xabier, yo sí que te agradezco tu trabajo. He escrito un reportaje sobre la vía verde del Plazaola que saldrá en el número de marzo de la revista Conocer Navarra, y tu web ha sido un filón. Al final del reportaje, en un recuadro aparte, incluí un comentario de un par de líneas sobre ti y sobre tu web (también sobre la web del Consorcio Turístico Plazaola). Acabo de ver las pruebas y sólo han dejado las direcciones de la web, citadas como fuentes.

La pena es que la primera versión del reportaje hablaba mucho más de Leitzaran, sobre todo de los restos mineros del paraje de Plazaola, pero luego la directora me dijo que tocaba cortar, y que abreviara la parte guipuzcoana del recorrido. Lógico, por algo la revista se llama Conocer Navarra. De todas maneras, espero que sirva para que los lectores y algunos excursionistas conozcan un poco más ese txoko, como tú dices, y para que así se aprecie y se cuide un poco mejor.

Para cualquier cosa, mi mail es anderiza@yahoo.es

Mila esker lanarengatik eta ondo izan,

Ander

xabier dijo...

Josean, lo siento, por el momento no caigo...

Ander, me alegro de que te sirviese de algo mi información. Lo que me cuentas que te ha pasado pienso que será bastante normal en una redacción (aunque no tengo relación con ese mundo). De todas formas yo toco sobre todo el Leitzaran y el Plazaola giputxis... ;-D
En fin, gracias por el intento fallido de ampliar esa información.

Bueno, ahora que he encontrado este blog os leeré de vez en cuando, ya que veo que también hacéis excursiones. Igual nos vemos un día por ahí arriba :-)

Un abrazo

Xabier