viernes, febrero 24, 2006

La liebre tensa


¡Qué tensión! ¿Las librerías sólo venden Harripoters? Parece que sí. Como hoy estoy graciosillo, saldré a dar un paseo por San Sebastián y preguntaré en las librerías por:
La guerra de las salamandras, de Capek.
Tres hombres en una barca, de Jerome K. Jerome.
Diario de Adán y Eva, de Twain.

8 comentarios:

pelopatrás dijo...

¿Qué tal la búsqueda librera? ¿Sucumbiste a los encantos Harry Potter? :P

Anónimo dijo...

la liebre fuera de contexto: ¿qué tendrá que ver la liebre?, tú personificas a la liebre tensa que busca su refugio ¿? O por casualidad el niño mago te convirtió en liebre y por eso, tú desde el refugio clamas venganza.
Qué tiene de malo que se lea libros como los de Harry potter...
Parece que escucho a un abuelo que dice: lo anterior es simpre mejor.

Anónimo dijo...

¡Ups! ha sido herido el orgullo del hombrecillo... sin ánimos de ofender. Sólo intercambio de opiniones

Peter dijo...

A las 4 de la mañana cualquier usuario anónimo tiene el derecho a sentirse ofendido por una liebre tensa.
¡Qué tensión la de la liebre tensa!
¿Hay liebres hipotensas?

Ander dijo...

Propuesta léxica: LIEBRERÍA.

Para tiendas en las que nunca se sabe dónde salta el buen libro.

Ander dijo...

Toma ya. Ayer tenía cinco minutos tontos, bajé a la planta inferior de Bilintx y eché un vistazo a la mesa de los libros de saldo (todo a 4,95). Y de pronto encuentro un autor de gran eco-eco: Jerome K. Jerome. Tres hombres en una barca. Y aquí lo tengo. Anoche lo
(h)ojeé, me reí un par de veces por los sudores de un hipocondriaco y por el hombre que viaja en tren con un queso. Tiene muy buena pinta.

Lo dicho: una liebrería.

nomeacuerdo dijo...

Eresfea, el otro día en nuestro café fugaz recomendaste un libro, pero ya nomeacuerdo de cuál.

eresfea dijo...

Con tono de respuesta:
Me gustan las liebres de cualquier forma (con arroz, escabechadas, con salsa cazadora... incluso correteando en el campo). Y me gusta la foto de la liebre en su estiramiento. Calma, yo no personifico ninguna liebre.
Pero estaba tan obsesionado por el cartel ("Refugio de liebre"), que ayer volvía a Mandoegi y ya tengo uno en casa.
Ander, importante el hallazgo de Jerome K. Jerome. Iré en busca de otro ejemplar de oferta.
¿Lo anterior? Es siempre anterior, ni mejor ni peor.
Nomeacuerdo: Nosotros.