lunes, mayo 22, 2006

Fue un 13 de mayo





Uno de los perretxikos en la mano. Como Peter puso el texto, yo ofrezco las imágenes y un comentario mínimo a la fotografía de la cesta (que también puso Peter). En el montón hay Agáricus macrosporus (mi madre dice bola de nieve), Lactarius deliciosus (el rovellón de toda la vida) y hasta un Coprinus comatus (barbuda, que dicen algunos finolis); en la bolsa, un buen rancho de Marasmius oreades (senderuelas). Y esto fue un día primaveral, ¡chis pun!

2 comentarios:

duquito dijo...

Luego de ver la película uruguaya "La Perrera" y el efecto de un buen té de hongos, este post de eresfea sólo me genera procupación. ¡Cuidado con el alucinógeno!

Peter dijo...

Falta la foto del guiso, que con mano sabia llevó Josean a buen término. Y, falta, claro, el sabor: pero no quedó ningún resto.