jueves, octubre 11, 2007

Martes boscoso (y Su Majestad Edulis I de Ángel)



La finca de Artikutza es una propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián en territorio navarro, algo paradójico, un sí pero no, para la acción depredadora del Robasetas. Un circo de modestas montañas cuajadas de hayas (también, abetos, pinos, robles, acebos, castaños, alisos...) que, ladera abajo, desaguan en el viejo embalse de Artikutza, aquel que alimentaba San Sebastián cuando éramos menos sedientos.
El martes, Ángel y yo hicimos una "descubierta" (reconocimiento del estado micológico en cuestión de la zona). Abundaban las rúsulas no comestibles y las amanitas (pero escaseaban las que esperaba recoger a espuertas: las urretxas). A cambio, disfrutamos de la soledad otoñal de los bosques, un buen puñado de zizas, algunas gamuzas... ¡y el regalo de los primeros hongos (Boletus edulis)!
Desde ya, proclamo, los siguientes Boletus merecen el tratamiento de "Majestad": aéreus, edulis, pinícola y aestivalis.
Ejemplo: Su Majestad Edulis I de Ángel (víd. imagen).
Sí, he escrito "Majestad"..., y lo hago sin renegar de mi republicanismo.

5 comentarios:

No te contaré nada nuevo dijo...

Podría decir, viendo la segunda foto, que la finca de Artikutza es casi tan linda como la Sierra de las Ánimas. Las Sierras también son un circo de modestas montañas, en vez de un viejo embalse poseen el Cañadón de los Espejos y algún hongo se puede encontrar.

Besos.

marie dijo...

Este estimado (de aquí arriba) le hace honor a su nombre, aunque atreverse con "montañas"... Bué, qué coraje.

IMANOL dijo...

Me encanta la segunda foto, sus luces y colores, parece un lienzo. Muy bien captada, si señor.
Afortunadamente majestad, majestuoso, etc... no tiene porqué ir referido sólo a la monarquía, que, normalmente tiene atribuida su majestad por imperio (otra palabreja para asustar) legal, no por merecimiento subjetivo como en este caso.

J. dijo...

Invasores. Habrá que ir a Artikutza en tropel. En esa finca, a falta de playa y dada la paradoja, los navarros seremos Meaarboles. Menudo trajín vamos a montar.

En caso de que nos devolváis la finca, volveremos a vuestras playas con mucha paz, para seguir las viejas costumbres. Y vosotros, a seguir robando hongos tranquilamente.

Abrazo.

Ander dijo...

Compra de Artikutza: 3.300.000 pesetas de hace cien años. Una fortuna, pero la mejor inversión del Ayuntamiento donostiarra. Además de los bosques, Artikutza tiene unas historias de viejas industrias muy pero que muy curiosas (los restos del tren minero-forestal más largo de España, por ejemplo).

La vespa descansa (es un decir) en Jaca. Mañana lunes, vuelta pa casa pasando por Pamplona. Y a correr para poner a punto la furgo y pasarle la ITV. Rumbo sur. ¡Jau!