sábado, agosto 21, 2010

El regreso a las salas de cine: esto no son cuatro críticas

BRIGADA A LOS MAGNÍFICOS NO HAY PLAN B ***
(Todos estos títulos se entremezclan en la cartelera).
Alguien gritó "¡acción!" y empezó el rodaje de la película. Así empezó y terminó también para el espectador, con acción. Película perfecta para cenar sin preocupaciones (sabes que los buenos ganarán y los malos perderán), recomendable para aquellos ya madurines que disfrutaron la serie de televisión. ¡Pero si no vieron la serie no hay problema!, la película se sostiene en sí misma. Un buen género para su subgénero.

EL ORIGEN **
Un consejo: no veáis El Origen después de un viaje en avión de once horas y un almuerzo carnívoro en Uruguay. A partir de aquí se comprenderá que diga cualquier cosa de esta película.
1. Que Leonardo Dicaprio me parece un actorazo a Pesar de Titánic.
2. Que algunas escenas de la película (una furgoneta que cae y no cae, por ejemplo) recuerdan el concepto de "presente iluminado" propio de Homero (el de la Grecia clásica, ojo).
3. Que yo sufrí con un argumento que me pareció idóneo para que los espectadores se sintieran listos al menos hasta la primera mitad de la película. No sé por qué, pero no me gustan esas películas que te hacen creer que eres listo.

AGENTE SALT ***
Una Angelinajolín castaña clara y espía de los EEUU pasa a ser espía asesina de un país inexistente (sería Rusia, pero ella es fiel a la URSS), y pasará ser otra cosa, y otra. La persiguen mucho, pero ella está en buena forma (aunque le queda la cabeza un poco grande con el cuerpo tan magro) y tiene tiempo para teñirse el pelo muy oscuro, que resalta más sus ojos. Angelinajolín muestra sus poderes: dispara con puntería, sube y baja paredes mejor que Spiderman, salta de camión a camión en marcha, apaliza a hombres armario, conduce un auto con descargas eléctricas sobre el conductor amarrado al volante... ¡Divina! Acción intensa y suficientes revueltas en el guión.
Apunte para mitómanos angelinajolinescos: ella no luce mucho cuerpo al desnudo, ¿será por el trabajo que da borrar sus tatuajes en las películas?

TOY STORY ****
No dan ganas de explicar nada. Un placer. Un guión eficaz, humor, personajes inolvidables (la pareja de Barbie y Kent son para dar de comer aparte). Tengo la costumbre de ver estas películas en horario infantil. Los niños aplaudieron felices al final. Yo entre ellos, claro.

P.D.: El título de esta entrada se explica desde lo personal. Estoy en Montevideo, y en Montevideo voy al cine.
P.D.2: He calificado con asteriscos, de uno a cinco.

5 comentarios:

Leire dijo...

A todo el mundo le ha encantado Toy Story, ¡tengo que verla! También me recomendaron Origen, la segunda en la lista de películas pendientes. El otro día vimos en el cine una peli que se sabía que iba a ser "mala": "Niños grandes" (actuación estelar: Salma Hayek). Pero fue peor. Eran más divertidos los comentarios del público, en especial de una señora que se partía de risa en TODAS las escenas.

leitzaran dijo...

Me ha parecido interesante:
La explicación del final de origen/. Ojo, spoiler total.

Sergio dijo...

Monte y vídeo, entiendo que vuelvas.

eresfea dijo...

Sergio, monte, la verdad..., poco. Y más que vídeo, vidrio (relleno de vino).

dburgui dijo...

Eresfea, tengo que hacer dos confesiones. (Por cierto, "¡hola! ¡cuánto tiempo! Siempre es un placer, de verdad").

1) No he visto la película del Equipo A, pero quiero y debo verla. Sí, no haré una reflexión profunda sobre en sentido de la vida. Pero gozaré. Murdock, Fénix, Eme A y Aníbal marcaron la infancia.

2) Mi padre fue a ver 'Origen', él solo la semana pasada. Le dije -bienintencionadamente-: "igual es un poco rara para ti".
Regresa del cine. "¿Qué tal ha ido, aita? ¿Te ha gustado?". "Sí, mucho, muy bonita". "¿No era un poco dificil de entender?". "¡Qué va, si era una película de romanos! ¡Menudas peripecias!". "¿ein? ¿pero qué película has visto tú?". Me enseña la entrada y, efectivamente, era un pase para 'Origen'. Me quedo descolocado.

Tras un rato intentando descifrar la trama de la peli con mi padre concluímos de que había comprado la entrada para 'Origen' pero por confusión se metió a una sala en la que echaban una peli que se llama 'Centurión'. Y claro, era de romanos. Él ni se había enterado del cambiazo.

Yo creo que -después de todo- hizo bien. Y se lo pasó bien.

P.D.: Un abrazaco, Josean.