jueves, marzo 02, 2006

Posaderos


Viajo demasiado en autobús. Y controlo cierto recorrido hasta el punto de que voy leyendo y levanto la cabeza para mirar por la ventanilla en el momento preciso. ¿Preciso para qué? Para avistar una de las tres águilas ratoneras que puedo encontrar en los 89 kilómetros que separan San Sebastián de Pamplona.
Es una mirada educada. Sé dónde tienen sus posaderos.
Haya, poste de la luz, poste de alambrada.
Y pienso cuando las veo: Buteo buteo.
Esto ya es propio de esdrújulos, pero me gustan los latinajos para los animales cuando se repiten. Por ejemplo: Vulpes vulpes (zorro), Bufo bufo (sapo), Pica pica (urraca)...

5 comentarios:

Peter dijo...

Melanoleuca melaleuca (¡casi!)

Ander dijo...

Sí, Peter, ya. Qué estricto en tu blog (supercalifr...) y qué laxo en los ajenos. Porque entonces voy yo y digo: Galileo Galilei, Mariano Mariano, Gil y Gil.

Josean, ¿este comentario de la repetición de latinajos tiene conexión consciente con el anterior? Lo digo por Jerome K. Jerome.

Otra tontería lateral: ¿conocéis a gente con la que no se sabe dónde acaba el nombre y dónde empieza el apellido? Un amigo mío, por ejemplo, se llama José Javier Andrés Martín.

Miguel dijo...

Eso último de Ander me recuerda al residente que llegó aquel año, aunque me voy a otra historia: Miguel Nuevo de la Torre. Sí, y era de Torre I.

Anónimo dijo...

Seguro que alguna vez oíste hablar o viste un Venteveo...es un pájaro de pecho amarillo con un antifaz negro. En un pino de casa vive una familia de Venteveo y los picarones recién se dejan ven cuando salen a refrescarse en la piscina. Revolotean rozando el agua y luego refregan el pico contra las baldosas para secarse. Según papá el Venteveo corea un “bicho feo”, “bicho feo” por lo que en casa le dicen Narciso ya que para este pájaro todas las especies carecen de suficiente belleza.
Besos.

eresfea dijo...

Los nombres de las setas no me los dejan de cambiar, he perdido varias pholiotas a agrocibe, de psalliotas a agagaricus y hasta un tricholoma convertido en calocybe. Que aguante la melanoleuca.

El venteveo tiene pinta de pájaro orgulloso. Me gusta. Seguro que canta "bicho feo".