miércoles, enero 16, 2008

Crónicas de un Camino VI. Viduedo.


En Viduedo se encuentra una de las cuatro iglesias más hermosas, para mí, del Camino de Santiago. La iglesia es tan pequeña que el mojón y mis bastones de andador parecen gigantes.

P.D.: A Fefi le encantaría.

8 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Pena que no salgas tú dando escala humana (o dando un coscorrón al arco de entrada).

Siempre le he visto pegas a la idea de viajar a pie (ampollas, dolor de rodillas, espalda repleta de contracturas y canicas musculares...) pero ahora que acumulo bastantes horas de caminata y he cogido facilidad y fondo, me tienta mucho. Por ejemplo: recorrer Soria a pie (es una de las tres zonas europeas consideradas oficialmente "desierto demográfico", junto con Laponia y las Highlands escocesas... tentador).

eresfea dijo...

Ander, pienso en caminar los Pirineos de mar a mar... Una cuarentena.

pelopatrás dijo...

Jooooooooooooooooooo... Cada día me caes peor... :P Yo tengo un intento fallido de eso... :´( ¿Cuándo vas?

Ander Izagirre dijo...

Planazo. Yo lo hice en bici, pero son viajes con ingredientes muy distintos. El nuestro fue ciclistófilo y leyendófilo, de col en col. En Hendaya descubrí el punto exacto en el que arranca la GR transpirenaica, justo en un cruce de calles junto a la playa. Pero sería empacho de montaña para mí, preferiría caminar entre pueblitos.

No te contaré nada nuevo dijo...

Cómo me gustaría a mí estar haciendo el Camino de Santiago. No te imaginas la envidia (sana) que me das.

Un Beso.

J. dijo...

Podías haber solicitado la plaza de campanero...

No conocía la iglesia de Viduelo. Sí, es realmente hermosa.

mòmo dijo...

Preciosa.
Ander, tu plan es realmente tentador. A ver si encuentras un espacio chiquito para que mi padre pueda trasladar su estanco; desde que descubrió que en Soria es donde los estanqueros trabajan menos, está deseando irse allá.

Coppelia dijo...

Es divina. Veo los bastones y no puedo creer el tamaño. Espero llegar algún día, quizá allí parezca yo grande.