jueves, enero 17, 2008

"Toda la vida"

La mujer no quiere que le operen la rodilla, pero se puede quedar coja (renga) y ella ha sido siempre una polvorilla. Al final, los médicos ganan el pulso. Después de la intervención están muy contentos, hablan con uno de los hijos de la señora y le cuentan que se tome la rehabilitación con calma, que espere un par de semanas para caminar, y que use bastón.
El hijo escucha feliz y cabecea afirmando.
La señora (la madre) recibe el mismo mensaje. Ella, indignada, mueve la cabeza negando y pide explicaciones:
-¿Qué? ¿Me están diciendo que voy a tener que usar bastón toda la vida?
(La señora tenía 92 años).

P.D.: Cinco títulos más.
Con la clave final: “La importancia del número”.
A partir de la frase hecha truncada: “Genio y rodilla”.
Calculador: “Lo que queda”.
Para los que sintetizan las cosas en estados de ánimo: “La protesta”.
Homenaje a Cortázar: “La perseguidora”.

5 comentarios:

J. dijo...

Autoayuda: "Caminando más allá. Fuerza y plenitud interior. Luz sobre la vida"

Merelo dijo...

El tío de un amigo se había roto la rodilla. Entonces le decían rengo. Y él contestaba: "Sí, de día, rengo, y de noche, cojo".
Feliz año, Eresfea.

El otro yo dijo...

Pondría de título: “Vitalidad más allá de los números”
Abrazo.

pUbLiFrEaK dijo...

Veo que le pusiste mucho empeño al título. Me gusta el de la clave final. Por otro lado, hay que decir, grande la señora (en todo sentido). Llegar a esa edad y tener ese espiritu...ya quisiera.

Salú y abrazo!

EL PRESO CRÁTICO dijo...

¿Hasta cuando se puede decir "toda la vida"?

¿Se puede hablar de totalidad este tipo de procesos?

Se podría decir "toda la vida" cuando uno nace. Un segundo despúes, ya es tarde.

Reflexiones de verano.

Abrazo