lunes, noviembre 10, 2008

Pie azules con jamón de Jabugo y tomillo fresco



El sábado, Lourdes y yo recogimos setas en la sierra de Leire: rovellones, pie azules, zizas... Pero lo más abundante eran las Cantharellus lutescens. Ayer miré en un libro en busca de una palabra común para no parecer un personaje de Astérix y Obélix. Encontré "angula de monte", y me quedé encantado.

El la parte alta de la sierra, al sol, cocinamos un buen lote de pie azules: las setas, aceite de oliva, sal, tomillo recién recogido y jamón de Jabugo cortado en pequeños trocitos. Hay que dejar que las setas suelten su líquido, que se cuezan lentamente. Están listas cuando ha mermado el líquido y empiezan a dorarse, unos diez minutos.
Un gusto.

P.D.: En la fotografía, Lourdes con unas zizas en el hayedo.

6 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

¡Angula de monte! Menuda bilbainada.

Me recuerda a otro hallazgo léxico en euskera. Delfín: izurde (itsas + urde = cerdo de mar).

pelopatrás dijo...

¡Ñam!

Minerva dijo...

MMMMMMmmmmmmmmmm!!!!! setas...

Sergio dijo...

Qué duro se me hace leer tu blog a veces (a media mañana por ejemplo y con el estómago vacío).

eresfea dijo...

Me encantó, Ander. Tienen algún parecido.
Y tú me lo cuentas, Sergio, que te aprovisionaste en la Parte Vieja el día de la Behobia...

Sergio dijo...

Los bocados pasados, sólo alimentan nuestros recuerdos; los bocados futuros, agudizan nuestro ingenio.

Por ejemplo:
Una proyección sobre setas, ¿posible excusa para la próxima cena?