jueves, noviembre 20, 2008

Un nombre para esta crisis económica, por favor

Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, la gente regresó a sus casas (si las tenían).
Imaginemos el diálogo:
-Hola, María. Ya estoy aquí. Ha terminado la Primera Guerra Mundial.
Claro, no dijeron que era la Primera, porque la lógica implica una Segunda (como poco) y no era momento de pedir otra guerra. (María había puesto las alubias a remojo…). A ver quién explicaba que la cosa no había hecho más que empezar, que ya se estaba cocinando la Segunda. Por eso dijeron que venían de la Gran Guerra.
-Hola, María. Ya estoy aquí. Ha terminado la Gran Guerra.

Crack de 1929, en EEUU.
No creo que John llegara a casa arruinado y dijera:
-Mary, estamos fundidos. No prepares nada de cena, que hoy ha sido el Jueves Negro.
-Sí, pues agárrate y cénate las alubias, porque después de este Crack vendrá la Gran Depresión... Y espero que te gusten las manzanas.

Ahora, con esta crisis económica que dicen horrible, líderes de más de veinte países se han juntado en Washington. Ellos saben cómo se llaman (G20, aunque no son 20, como los tres mosqueteros no eran tres), ¿pero cómo se llama la crisis? No estaría mal que avisaran. Que llamaran las cosas por su nombre.

Yo, por si acaso, cenaré alubias.

P.D.: Al final, en vez de alubias, hubo un picoteo en compañía: Francis, Ander, Xavier, Pep, Imanol y Patxi. Un poco de jamón, un poco de lomo, alguna croqueta, un poco de revuelto de hongos... Mucho buen humor.

5 comentarios:

Minerva dijo...

Llamémosla la Crisis de los Dedos (todos apuntan con el dedo y buscan cilpables). Pobre Obama. Lo que se le viene encima.

J. dijo...

Me recuerda a un sketch de Barrio Sésamo, en el que la rana Gustavo entrevistaba a Colón -en el puerto, justo antes de partir- que explicaba en la entrevista que se dirigía a descubrir América.

Caravinagre dijo...

Qué bueno. A mi me recuerda a eso mismo cuando fue la Primera Guerra Mundial, le llamaron la Gran Guerra, claro para rato se imaginaban que iba a montarse otra igual.

Me hace la misma gracia que cuando leo a Baroja y hablan de la "Guerra Civil" o las "Guerras Civiles"... y resulta que son las Guerras Carlistas, que les llamamos ahora.

Por cierto, Josean, llevo un tiempo leyendo tu blog y sin comentar, perdona y muchas gracias por el homenaje personal del escudo de Gipuzkoa. Me divertí mucho leyéndolo y me sentí identificado. Algún día pondré yo también la bandera en la costa guipuzcoana. Ah, y yo si que quiero recuperar las playas navarras, ¡hombre, ya!

Abrazo.

leitzaran dijo...

Hay que hacer la "blogafari" antes de que nos alcance la crisis. Propongo aprovechar el encuentro para bautizar esta depresión.

Ander Izagirre dijo...

El picoteo y el charloteo fue un placer. Gracias, Josean.