domingo, julio 24, 2011

Orgullo de padre

-Pues mi hijo habla perfectamente inglés.
-El mío sabe hacer nudos de anzuelo.
-No compares, con el inglés se puede mover mover por el mundo...
-Ya..., pero los nudos se los he enseñado yo.

2 comentarios:

Javier Aranguren Aranguren dijo...

El sentimiento de lo "dado" al otro en el encuentro de dos "Personas". Cuando se trata de tú hijo, se llena de sentido y la transcendencia del gesto del padre a su propio hijo se llena de valor.

Sergio dijo...

Jo, ¡cómo me ha gustado!