lunes, marzo 27, 2006

La mano que sostiene la colmenilla


Una de las ventajas de estudiar la crónica periodística o de corregir columnas de los estudiantes de Comunicación consiste en dejar de estudiar las crónicas o de corregir las columnas a media tarde y darse un paseo para seguir de cerca las estaciones. Ahora, por si alguno no se ha enterado por estas tierras, toca la primavera.
El jueves (23) salí a buscar nidos, y encontré muchos viejos, de otras primaveras. Esto me pasa por haber estado cuatro años ausente en la búsqueda...
Tres hallazgos en el parque de Ayete, en San Sebastián: las modestas flores del berro de prado, y su delicado perfume; un nido de mirlo; colmenillas.
(Sí, la colmenilla es un hongo).

4 comentarios:

lamamáde dijo...

Sé de un niño que quiere ser valiente y está esperando a que alguien le enseñe dónde están los nidos. Promete agarrarlos "con cuiaíto".

eresfea dijo...

Eso está hecho.

Dogbert Jr. dijo...

Al menos, no estás aquí para robar los huevos de los pobres pájaros de la Sierra de las Ánimas.

Ali dijo...

Se que la envidia no es sana, pero la siento, me encantaria estar ahi para ver como renace la primavera de España