martes, marzo 14, 2006

Releíbles (3): Juventud


Creo que Coetzee es uno de los mejores escritores contemporáneos. ¡Y cómo desprecio la obra de Coetzee! Lo releo a menudo para alimentar mi desprecio. No bajaré la guardia.
Esa frialdad derramada en el realismo… Él, admirador de la literatura rusa del XIX, no comprende la riqueza del realismo ruso que incluye el alma como una parte de la realidad. O sí la comprende, y por eso la ignora.
La inteligencia puede hacer que se comprenda mucho. ¡Pero hay tantas cosas que no es preciso comprender! Los felices lo saben bien; quienes tienen fe, también.

Juventud, de Coetzee. Arquetipo del quiero y no puedo de tanta autobiografía actual. Quiero, pero no puedo lograr una "autobiografía" completa, la tengo que parcelar. Ni siquiera desde el yo logro la unidad para mi vida pasada. Ni siquiera siendo tan listo y tan buen escritor.

6 comentarios:

Peter dijo...

¿Coetzee phalloides? ¿Y qué fue de los marzuolus?

eresfea dijo...

Marzuolus: tres, pequeños y buceadores.
Coetzee es como la phalloides: hermoso... y venenoso.

La mamá de... dijo...

Jo, me acababa de comprar un libro de Coetzee... Y, como soy feliz y tengo fe, no me hace falta leerlo para saber que has dado en el clavo.
Qué pena por los 16 euros. Con tapa dura y todo. Snif.

Anónimo dijo...

Hay cosas que no hace falta entender, pero es bárbaro ver los intentos de otros por aprehenderlo todo. Me pongo filosófica...

Saludos,

Estrépito

eresfea dijo...

Mamá de... Por favor, léelo, a ver si coincidimos.

H. dijo...

No lo soporto. ¿Dices que sería bueno leerlo aunque no lo soporte?
Ahora leo Crimen y castigo. Y se me abrió precisamente eso, el mundo del alma, que yo, feliz, apenas la conozco.