jueves, septiembre 14, 2006

Alaska y el guipuchi robasetas


Silbo una de Alaska y Dinarama que me rescató Simón. Y calculo cuándo será la próxima luna llena. Pienso en boletos, setas honestas, nada de esos honguitos alucinógenos que brotan de las bostas.
Tarareo la canción. "¿A quién le importa lo que yo haga?/ ¿A quién le importa lo que yo diga? /Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré./ Quizá la culpa es mía/ por no seguir la norma,/ ya es demasiado tarde/ para cambiar ahora./ Me mantendré/ firme en mis convicciones,/ reforzaré mis posiciones".
Sí, esta letra podría ser un himno de lunáticos, y de seteros... Y la "norma", los acotados de hongos.
(Terminó la tregua de cuatro años. Anuncio el regreso ansioso del guipuchi robasetas para el otoño navarro 2006).

7 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Aúúúúúlla Josean...

"Luze", el biólogo de Leitza, escribió un libro en euskera sobre los osos del Pirineo. Yo le peino la versión castellana del libro y él me paga con grandes bolsas de hongos congelados. Este mediodía, en Madrid, hemos sacado una de esas bolsas y hemos hecho un revueltillo pa chuparse los codos.

Entre los hongos y la exhibición de Vinokourov -que pa mí que también ha comido una buena ración-, qué buenos raticos.

eresfea dijo...

Ummmm qué bueno. Conozco unos choquillos de hongos en la zona de Leiza que..., je, je. Dentro de un par de semanas paro por allí.

nomeacuerdo dijo...

No olvido, ya lo dije, un revuelto regado con vino que me preparó Eresfea la última vez que salí de Montevideo. Espero poder compensarlo, y propongo una cita con lechazo en un pueblo segoviano llamado Sacramenia. Buscadlo en los mapas, a ver si sale.

eimb dijo...

jaja. Sublime poesía.

Ander Izagirre dijo...

Nomeacuerdo: en los próximos meses pasaré temporadas salteadas en Madrid. ¡Sacramenia ya!

Peter dijo...

Los seteros aborígenes te estaremos esperando con la escopeta, cubriendo todas las entradas a Leiza, disfrazados de aldeanos despistados, con el GPS preparado para "normalizar" los setales.
Y aquí, mientras tanto, venga llover.

eresfea dijo...

Aborígenes leizatarras, conozco vías que ni sospecháis, viejos caminos de vuestros abuelos que vosotros, generación escopetera y descastada, habéis abandonado. Iré, veré y venceré.

Eimb, fíjese que el himno de lunáticos y seteros también puede aplicarse al candoroso hincha de Nacional.