viernes, septiembre 29, 2006

Setas uruguayas






He decidido responder a mis comentaristas. Algunos preguntaban por las setas uruguayas, pues bien, éstas son las más comunes. En bajada: Boletus luteus (comestible mediocre), Agáricus campester (buen comestible, primo hermano del champiñón), Coprinus comatus (buen comestible, de joven), Lactarius deliciosus (buen comestible), Rússula sanguínea (no comestible, pica mucho). He elegido esta rúsula para la imagen, pero hay otras también picantes que en los países del este de Europa convierten en comestibles tras pasarlas por una cuarentena de salmuera.
Un clic sobre la imagen y las setas crecen.

6 comentarios:

Caravinagre dijo...

¡Ay ama! Me compezco de los uruguayos. Cuánta tentación para un guipuzcoano, es como la nieve virgen para el esquiador astuto. Yo sin duda me quedó para un buen revuelto o salsa con la lactarius. Y para compañar una pieza de jugosa ternera, la agáricus campester.

Creo que debería haber comentado la anterior entrada, más que nada por la advertencia/amenaza de explotación 'contraforal' de nuestro setales. jeje. Hoy al leer la prensa me acordado de tí, y ten cuidado porque ya te quedan menos en el Bidasoa, no sé como andará el Leitzaran. Ayer me propuso mi padre ir a coger setas este domingo, pero me tocará juntar letras. Yo por la parte que me toca ya me he dedicado a otra recolección, aunque tiene efectos mucho más desorbitados, pero dulces: la de los frutos de la silvestre prunus espinosa. En la despensa se ha quedado incubando el futuro licor rojillo.

P.D.: Algún día espero que alguién me explique qué mal tienen los setales guipuzcoanos.

Anónimo dijo...

a mi me gustan más esas setas picantes y con pelos, de las que no observo, lamentablemente, foto alguna.
ano mimo

eimb dijo...

Tú y tus malditas setas.

anonetoy dijo...

Todo muy lindo lo de las fotos, pero si un día se me cruza uno de esos me lo mando directo para el buche. Si me agarro una intoxicación te voy a denunciar ante Eileen Hudson.

Peter dijo...

Te aviso de otro tremendo golpe de hongo en el Gorbea. Cientos de recolectores dándonos codazos, pero ha habido para todos. Ni se te ocurra acercarte por aquì...

eresfea dijo...

Peter, no te puedo explicar lo de Artikutza. Cientos y cientos, se seteros y de hongos. Me he reencontrado.