martes, diciembre 04, 2007

Titín III es campeón


Introducción fotográfica: ¿haya se escribe con hache?
Anteayer hallé el haya hache que se haya en la subida de Errazkin a Beluta, en Aralar. (Subí sin mi aya).

Unas cuantas horas después, llegué, de regreso, a Amezketa. Justo a tiempo para ver cómo se me escapaba el autobús (no tengo coche, móvil...). Eso “me obligó” a entrar en un bar. Allí, con los parroquianos amezketarras, presencié en un enorme televisor apaisado la victoria de Titín III (Augusto Ibáñez) ante Abel Barriola (Abel Barriola) en la final del cuatro y medio. Otro día, lo prometo, hablaré de la final de la misma categoría que perdió Titín contra Julián Retegui (uno de mis héroes). Perdón, la final que ganó Retegui a Titín. Esta vez, diez años después, yo animaba a Titín. En el bar éramos sólo dos a favor del riojano. (Calculo diez a uno en nuestra contra).
Yo aplaudía los tantos de Titín. Dos palmadas, con moderación vigilada.
El otro musitaba admirado: “¡Augusto!”.
Con el tanteador 21-15 a favor de Titín, recordé a Retegui. Imaginé que Titín tendría en ese momento un recuerdo para el gran campeón. Pero ahora Titín tiene 39 años, ya no se tira por los suelos al estilo Boris Becker a la menor oportunidad... Y el 25 de noviembre murió su padre, Augusto.
Cuando terminó el partido, unos cuantos amezketarras nos felicitaron a los dos que apoyamos a Titín. Fue una victoria merecida.
Pensé que, si yo hubiera sido (Abel Barriola), me hubiera acercado hasta Titín y le hubiera dicho:
-Sé que tú ofrecerás esta victoria a tu padre. Yo también le ofrezco mi derrota.

Porque lo jodido es ofrecer las derrotas.

13 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

No me gustaron mucho los comentarios posteriores de Barriola. Le escuché en varios micrófonos, todos le decían que Titín se lo había merecido y él decía que sí pero luego siempre añadía que él también se lo merecía. Es comprensible, porque si no me equivoco ha jugado cinco finales y ha perdido cuatro. También es jodido ser un Poulidor, queda muy romántico para los demás pero tiene que escocer.

eresfea dijo...

Sí, Ander, lo del segundo permanente es una frutada.
Y ningún segundón como Titín en los últimos diez años.
Como pensé en el 97 a propósito de Titín, hoy creo que Abel tiene que madurar... Los mejores campeones no son sólo los mejores atletas.

pUbLiFrEaK dijo...

Me parece muy interesante lo que decis sobre ofrecer las derrotas. Es muy difícil y, muchas veces, nos negamos a ofrecerlas. Pero hay que aceptarlas.

Salú!

P.D.: Aunque te dije que me parecía interesante, no pude descifrar el deporte, me lo decís?

sintomático dijo...

¡Augusto!

IMANOL dijo...

Muy curiosa esa "h" de haya...

No te contaré nada nuevo dijo...

Tanto al triunfo como a la derrota hay que mirarlos con desprecio.
Publifreak, estoy segura que se trata de la pelota vasca.

EL PRESO CRÁTICO dijo...

Y despúes dicen que son favoritos para el mundial de fóbal...

J. dijo...

Y hay quienes pierden a propósito para que otros ganen. Y no se preocupan siquiera en ofrecer sus derrotas porque no conceden importancia a esas cosas. Raros.

El portavoz francés dijo...

Muy emotivo, precioso, muy bonito. Estoy a punto de llorar, eresfea se ve que tienes un gran corazón. Nadie piensa que por esto te vayan a gustar los hombres ni que parezcas un niño de 14 años pelandosela ante sus idolos (de barro...). Sentía lo mismo cuando veia a Brad Pitt en la superpop de las niñas de mi clase. Muy interesante la reflexión final, deberias sacar partido a tus derrotas vitales y dedicarselas a alguien. Buscate un trabajo.

eresfea dijo...

Portavoz, llora, no das una.

J. dijo...

Portacoz Francés... ¿eras de la clase de niñas que leían superpop?

Qué tirria.

Arkadia dijo...

Esta vez comento sólo porque no te envidio. Muchos libros y montañas despiertan mi lado oscuro.

Un saludo, Sosfea.

eresfea dijo...

Arkadia, arggggsss, frgggggggg, soy, gggggg, tu padre.