lunes, diciembre 03, 2007

Un libro para envidiosos

Venecia es un pez, según Tiziano Scarpa (su autor y veneciano cuarentón), es un “breve paseo físico-emotivo” por Venecia. Sí…, pero, a mí me interesa más como un estímulo para otros recorridos escritos de otros escritores. Venecia es un pez provoca uno de los motores de arranque más notables de la literatura: la envidia.
“Yo puedo escribir como Scarpa de mi ciudad”.
“Yo puedo escribir mucho mejor que Scarpa de mi ciudad (bilbaíno)”.
P.D.: Y no es carpa.

6 comentarios:

El portavoz frances dijo...

Tal y como vengo sosteniendo en los últimos tiempos, si hay algo que caracteriza al guipuzcoano es la envidia. Cosa que de nuevo evidencia el gran eresfea, que seguro que bajó del espelunga (unga, unga...)como un bilbaíno bajando del K2 con sandalias cangrejeras, sobrao, para no hacer agravio. Magnífica valoración del panfletillo italiano que te has leido este puente, si un día de estos te diera por contarnos tus impresiones sobre el último libro de Guillermo el aventurero te dedicaríamos una piedra para ti solito al lado del Amabirjin harria. Espero que esta semana nos deleites una vez más con las fotos de tu última parrillada. Manolete, Manolete...

missy dalloway dijo...

Molaaaa... leeré-lo. Mola el título, un pez, qué prosaico, je.
Eso me recuerda que tengo que editar un recorrido antiguo ya completo, al fin. Sí, al final las predicciones se acaban cumpliendo. Será un curro horroroso...

J. dijo...

Estimado Portavoz:

1-Lee a Tiziano Scarpa.

2-Disfruto leyendo a eresfea y también a quienes comentan aquí. Sin embargo, me aburre ese discurso amargo tuyo, sinsorgo y simplón, más de brasa que de parrillada.

No pretendo defender a eresfea porque no lo necesita. Más bien a ti de tus lamentos y patetismo.

Quiero decir que da un poco de pena lo que escribes. Que quedas en mal lugar, sabes. Que te descalificas solo.

Curioso. Leo que no sólo lees con fruicción a eresfea, sino que además recuerdas bien sus entradas. Si va a ser, mira tú, que eres su más incondicional lector.

Por favor, no más de éstas, ¿eh? Qué ponen triste a uno.

Abrazo.

El portavoz francés dijo...

Amigo j. eres un crack. Valoro tus esfuerzos, no lo digo en coña. Efectivamente le debo a Dios una memoria prodigiosa, y disfruto leyendo a eresfea tanto como viendo una pelicula de los hermanos Marx. Reconozco que mi cultura literaria es más bien pobre, pero justo a Scarpa le conozco de aquella memorable pelicula que escribió para Nacho Vidal. Me permito una pequeña sugerencia: no interpretes mis comentarios en clave dramática ya que lo último que querría en esta vida es poner triste a un tipo como tú. Y no te preocupes tanto por eresfea, ni siquiera por mi, en fin...ya sabes por quién debes preocuparte.

Ha sido un placer poder charlar contigo. Un abrazo y cuidate chavalote.

J. dijo...

Mi buen Portavoz

Un tipo como yo, tan catacrack, sólo podría interpretarte en clave de fa. Y en estos momentos, lo único que me preocupa ya es el P.I.B de filipinas, que poco o nada tiene que ver con Nacho Vidal, que sí con Isabel Presley. Por eso me pones triste tú aun sin quererlo, porque no recuerdo el día en que perdimos Cuba -ese día que fue, en fin, ya sabes-.

Siete abrazos por lo menos para tí. Cuando quieras divagar sobre marxismo, ya sabes. Estamos. Pero di cachalote, no chavalote.

Nos cuidamos.

eresfea dijo...

Insisto en la clave: envidia, como estímulo para otros escritores.