martes, febrero 12, 2008

Ese orgullo de los dolientes


Merece la pena hacerse con la revista Ojo de pez (nº 11) dedicada a Rusia, donde muchos fotógrafos componen un magnífico reportaje visual de la Rusia contemporánea. Los comentarios de las imágenes son también excelentes.
Elijo la serie fotográfica y el fragmento de texto de Valery Schekoldin, a propósito de su labor en Beslán tras la matanza en la escuela (murieron 333 personas, de las cuales 176 eran niños).

“La indignación maduró y se elevó hasta el punto de ebullición. La juventud se comportaba de manera agresiva e incluso los niños se sentían vengadores de la patria. Al fotógrafo se dirigieron no pocas veces con hostilidad y precaución, cabalmente, ya que le veían como innecesario y espía, e incluso como un “hombre de negocios” que hace su negocio a costa de la sangre ajena.
Un mozalbete de diez años, en el funeral por su padre, asesinado en la escuela, no dejaba ni a sol ni a sombra al fotógrafo, que le parecía sospechoso, y le impedía hacer fotos. Finalmente le preguntó a bocajarro cuánto le pagaban por cada imagen, y dijo que le parecía que el fotógrafo ya había ganado suficiente y que debía irse. Ni siquiera los adultos, cuya autoridad en el Cáucaso nadie pone en duda, eran capaces de tranquilizar y hacer cambiar de opinión al muchacho. En otros entierros, chicos jóvenes con rostros taciturnos y resueltos lo dijeron claramente: ¡Aquí no se graba! Y ellos también estaban en su derecho, protegiendo el honor y la pena de su familia: en el Cáucaso Norte no es admisible manifestar dolor ante “extraños”.

Desde que leí esto y vi las imágenes de Schekoldin, respeto más a la gente del Cáucaso Norte, aunque no los conozca en persona.

8 comentarios:

Indio Sangriento dijo...

Me encanta ver fotos viejas, y sobre todo si se remiten a una determinadaq �poca hist�rica. Por lo tanto, las fotos que est�n en tu post son un deleite visual.
Pasar� m�s seguido por ac� saludos.

Ander Izagirre dijo...

Impresionante.

H dijo...

Respeto a todos igual, el resto que se maneje. Volví.

Al Nonino dijo...

¿Esa rusada está en Montevideo?

eresfea dijo...

Al nonino, no, no está en Montevideo...
Tú porque eres muy buena... (no hay ironía), H; yo no respeto a todos igual, acepto los méritos.

eresfea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nomeacuerdo dijo...

Ay, eresfea, cuánto disfrutarías en Punto de Vista (www.puntodevista.navarra.es). Y no es propaganda barata. Tenemos este año una sección llamada El silencio y dedicada al cine postsoviético... sin palabras que te fascinaría. Son alucinantes los retratos de la caída de la URSS a través de una estación nocturna en silencio, un día en un pueblo sin pan, un pueblecito entero que deben cruzar un puente de cuerdas si quieren llegar a la civilización. Fascinantes.

eresfea dijo...

Nomeacuerdo, ¡ay, sí!