martes, abril 13, 2010

Hombre con carreta (Camino de Santiago 2010)

Caminaba yo uncido el 6 de abril, cuando en Vega de Valcarce encontré al señor que se había fabricado su propia carreta y enfrentaba los últimos kilómetros antes de subir Cebreiro.
Pensé entonces: sí, me gustan los raros esforzados.

3 comentarios:

iK dijo...

¿Sería todo lo imprescindible para él?

A mí, me encanta la sensación de ser autónomo tan solo con una mochilita, con lo mínimo posible. Esa especie de minimalismo aplicado a cuando sales de casa. (A veces me paso).

eresfea dijo...

Comparto esa afición por los mínimos. Y qué satisfacción cuando llevas sólo cuatro o cinco cosas en la mochila y las usas todas, ni más ni menos.

Ander dijo...

Qué será de ellos:

http://vespana.blogspot.com/2006/06/cuatro-viajeros.html