martes, noviembre 30, 2010

Tres miles en Aralar: Uarrain, Alborta y Tutturre

Hace muchos años que me decidí por una vista de las Malloas de Aralar: la que se contempla desde Tutturre. El domingo 28 de noviembre Karmele, Lourdes, Pilar, Susana, Ángel, Jesús y yo llegamos para mirar desde allí, entre otras cosas. Las cosas más fáciles de explicar son el almuerzo en una cima nevada, o la sensación de conquista amable. De las difíciles no daré cuenta hoy, pero ahí queda esta fotografía de Pilar, que contará algo.


Y dos versos: "subí tan alto tan alto,/ que le di a la caza alcance."

El otoño se divide en dos: el de las hojas de colores en los árboles y las cosechas micológicas a ras de tierra, y el de los árboles (caducos) pelados y las nieves ocasionales. El domingo estrenamos este periodo en la nieve del extremo más cómodo de las Malloas. Subimos Uarrain (1.222), Alborta (1.228) y Tutturre (1.282): tres miles. Disfrutamos de una ventana de buen tiempo entre temporales de nieve. Sólo en la ascensión de Alborta nos sacudió el paso de un frente con algo de nieve, y de nuevo Pilar le dio a la imagen alcance.



Y bajamos.

martes, noviembre 23, 2010

Empanada de fin y final

Que un hombre tenga principios quedó algo desprestigiado desde los tiempos del pensador Marx (Groucho, no Karl). Tampoco parecen tan importantes esos principios si se comparan con los medios, con los finales y con los fines; y de eso hay mucho escrito gracias a la pregunta: “¿El fin justifica los medios?”.
Hemos comprendido más de las posibles respuestas a esta cuestión gracias a Fernando Alonso, ahora sabemos que la posición en la poole y la salida (los principios) no significan tanto como el banderazo final.
También podemos aprender en la televisión con ese anuncio de peregrinos a Santiago, inocentes condenados a la pena de muerte en EE UU, que ahora, bien vivos, terminan el Camino en Finisterre (aquel confín) y beben Aquarius con sed de justicia. Uno de ellos cuenta: “Cuando naces, todos a tu alrededor sonríen orgullosos y tú lloras. Ve y vive tu vida de forma que, cuanto tú mueras, seas tú el que sonría y todos a tu alrededor lloren”. Emotivo…, pero encuentro una rebaba de egoísmo, de “misión cumplida” y “el que venga detrás…, ¡que arree!”. Me gustan más estos versos del siglo XV: “Partimos cuando nacemos,/ andamos mientras vivimos,/ y llegamos /al tiempo que fenecemos; /así que cuando morimos /descansamos.”
Creo que aún se puede mejorar el final persiguiendo un fin más generoso para los demás hasta el remate (“¡Hasta el infinito y más allá!”). Conozco la historia de un irlandés que a su muerte dejó preparado el funeral (esto es lo que llamo previsión…) para los amigos: viaje en avión a Pamplona y hotel de media pensión durante la semana de juerga de los Sanfermines. Un fenómeno, eso sí que es distinguir el fin y el final.
Este funeral irlandés ha vuelto a mi cabeza por la línea que leí en un diario, otra manera de acercarse a la crisis irlandesa. Se daba cuenta de un dicho irlandés que, más o menos, se escribiría de esta manera en español: “Disfruta de la vida, que vas a estar muerto mucho tiempo”.
En fin, he aquí el punto final: “.”

sábado, noviembre 20, 2010

"Angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy" o "feet boy"

"Angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy" o "feet boy"...: todos estos palabros no aparecen habitualmente pintarrajeados por el lado interior en las puertas de los baños masculinos de los bares, y eso que ahí estás solo, con el asunto en la mano y quizá algo ebrio. O sea: "inspirado" para la escritura. En fin, si tu búsqueda en el teclado va más allá de la puerta del cagadero, ha llegado el momento de hacerte mirar eso pequeño que tienes colgando: el cerebro, no el asunto.

jueves, noviembre 11, 2010

Bobo

Una de las dos jóvenes sentadas en el banco pregunta (con trato de usted) la hora a un caminante, un cuarentón de alopecia cicatrizada. Él, en vez de darle la hora, se señala el pecho con las dos manos y dice con sonrisa delicuescente: "No me importa que me digas de usted, pero eres la primera que me lo dice".
(Pamplona, 29-9-2010).

miércoles, noviembre 10, 2010

Ensalada

Tengo el celebro para pocas cerebraciones. Pero hay una ensalada de imágenes, noticias y pensamientos absurdos que quiero reunir en una entrada.
-OLAS. Ya no se puede decir aquello de que "olas eran las de antes". Al menos conviene esperar unos días... Aquí tenéis tres fotografías que llenan el tiempo.
-HONGOS. Como diría Peter: "Inopinadamente...". Llegó un golpecillo el pasado fin de semana y traigo una fotografía de Imanol E., a la espera de que me envíen más.
-BIBLIOTECARIOS. El bibliotecario es el que trabaja en una biblioteca. Generalmente salvó unas oposiciones y estudió Biblioteconomía. Pero, ¿por qué esa tendencia a pensar que el bibliotecario lee? Se puede ser blibliotecario sin leer un libro al año, como el 50% (aprox.) de los españoles.
-GONCOURT. Hace un par de días que los muchachos que se reúnen en el restaurante Drouant, han decidido que el Goncourt de este año es para Houellebecq. La novela ganadora se titula La carte et le territoire, así que no arriesgo mucho al alardear de mis conocimientos y escribir que Anagrama la publicará como El mapa y el territorio. Añado mi teoría de las alfombras literarias francesas en rebufo.
-CONSEJO. No os fiéis de la gente que dice "proactivo".

P.D.: Otra fotografía de Imanol E., del día D.

miércoles, noviembre 03, 2010

Trasplante de corazón (otoñal) y esquela

Sólo dos apuntes.
J. en su blog se ha convertido en el doctor Barnard de este otoño. Es un goce para la vista seguir los latidos de este corazón: pin, pon.

La esquela (la del medio) de ABC que me ha enviado Imanol hoy. Clic en la imagen...

martes, noviembre 02, 2010

Todos los Jálogüins

Los zombis huyen de la lluvia. Escribo esto porque no vi a ninguno por la mañana del 1 de noviembre, día de Todos los Jálogüins y día de chubascos, y porque puede ayudar para su exterminio provocando lluvias con ioduro de plata (al estilo descontaminador olímpico chino).
Dirán los estudiosos de los zombis que soy un simplista y un dogmático, que trabajo sin rigor científico, porque sólo manejo la experiencia repetida dos años (2009 y 2010) en Irurzun (Navarra) y el libro Zombi. Guía de supervivencia; dirán, quizá, que estas criaturas migran, que no tienen por qué aparecer siempre en el mismo lugar el 1 de noviembre... Pero, para mí, la muchachada jalogüinera del amanecer en cafeterías tiene cierto repelús al agua, y más cuando viene con viento frío.
Qué flojera de zombis, dirá alguno. Pues sí.

P.D.: EGR trabajó viernes y lunes, con aprovechamiento.