miércoles, julio 19, 2006

El eslabón (poético) perdido


Por ejemplo, 1830. Un joven romántico alcanza la gloria con un solo poema recitado en el salón adecuado [pareado].
Coro actual: qué cursi.

Otro ejemplo, 2006. Un joven borracho escribe el verso ingenioso en la puerta del baño (desde dentro, claro) de un bar.
Coro actual: ¡qué olor!

¿Cómo establecer una conexión 1830-2006? Yo recurro a muchos libros de poemas de Benedetti.
Éste era mi verso de baño favorito: "Lo más grave/ no es el pecado original/ sino las fotocopias."

P.D.: La cadena de la imagen es galvanizada y de eslabón largo, según google.

7 comentarios:

mr. shy dijo...

Se nota ya una uruguayez fehaciente. Grande Benedetti, grande. Alguien que lee este blog me debe "Montevideanos" de la librería donde el pequeño hombrecillo de gran bigote te deja subir al último peldaño de la escalera.

duqui dijo...

"Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia."
Gracias Mario

Inqui dijo...

Dame la dirección de esa librería.

mi-tacua-uy dijo...

Me parece que mi coterráneo no tenía mucha idea de teología. Lección básica: Dios no tiene sexo.
Eresfea, de verdad que no entiendo la conección de 1830-2006, ¿podrías explicarla como para que la entienda? Recuerda, estás frente a una pseudo-científica.

Anónimo dijo...

El Ave María,
¿pone huevos?

mr. shy dijo...

Hacia la derecha y paralela a la calle peatonal que deja a la derecha la plaza donde hay puestos de libros si caminas derecha a la catedral de la plaza.
¡Suerte!

eresfea dijo...

Mi-tacua-uy, me oscurezco solo, perdona, pero te cuento.
Desprecio profundamente la poesía facilona para el consumo que hace demasiado tiempo practica Benedetti. Y que nos inunda por obra y gracia de un gran grupo editorial internacional (casi toda su obra viene desde España, Seix Barral). Eso no quita para que respete profundamente al hombre, y también a aquel novelista que fue. Recuerdo con tanto agrado La tregua...
En 1830 bastaban unos versos románticos (lo que entonces gustaba), en esos salones rancios, para serlo todo; ahora serlo todo es una especie de rima ocurrente de tonillo progre que se pinta en el interior de un baño. Triste y muy cercano.