lunes, julio 03, 2006

La forja de la memoria


Diremos: “¿Te acuerdas de aquel verano que empezó el 21 de junio de 2006?”.
Atrapamos un enorme pollo de águila ratonera en su nido, lo tocamos, lo devolvimos al nido. Luego merendamos muchos amigos juntos. Tortilla de patatas, sidra y pasteles. Y cantamos Cumpleaños feliz a Francis.
Nos acordaremos.

7 comentarios:

gusiluz75 dijo...

¡Qué grande está Lucía! A Miguel me lo imagino y al padre ni mentarlo, no vaya a ser que se enfade...

pelopatrás dijo...

En la foto, mi tocaya se parece a su madre... :)

bea dijo...

Esssssssse cuerrrrrrpoooooooo.
La madre de la tocaya (que ojalá el parecido fuera cierto)

nomeacuerdo dijo...

Al señor de la foto, por favor, que alguien le proporcione un buen bocadillo. Se ve que sus hijos se comen su comida (qué sacrificado es ser padre...)

Ander Izagirre dijo...

Una que yo me sé, temblorosa de emoción, recordará mucho ese día y este comentario.

Lo de "merendamos muchos amigos juntos" podría suscribirlo Bokassa.

eresfea dijo...

Ander, no me provoques... que he comido hasta golondrinas.

tierrapurpurea dijo...

Yo también quiero merendar con los amiguetes en tierras suavemente onduladas, pero golondrinas no, qué feo.