martes, septiembre 18, 2007

Otra vez Dovlátov

Hace unos días releí de nuevo una de esas preguntas que asoman en las entrevistas breves a famosos. "¿Y qué personaje de ficción le hubiera gustado ser?". Me quedé pensando. Y me respondí: el Dovlátov que escribió Dovlátov en El Compromiso.
El texto que sigue es el arranque incompleto de El Compromiso, ocupa las páginas 13 y 14 de la edición de Ikusager, una joya publicada en noviembre de 2005:

"...Y me quedé sin empleo. Quizá debería aprender el oficio de sastre. Me he fijado: los sastres siempre están de buen humor...
Me tropiezo con Loguínov, de la televisión:
-Hola, ¿qué tal?
-Ya ves, buscando trabajo.
-Hay una vacante. Diario El guardián de la patria. Apunta este apellido: Kashirin.
-¿Uno calvo?
-Kashirin: periodista veterano. Una persona... bastante tierna...
-La mierda -digo- también es tierna.
-¿Le conoces?
-No.
-Pero hablas... Apunta su apellido.
Lo anoté.
-Deberías vestir como Dios manda. Mi mujer dice que si vistieras como es debido...
Por cierto, su mujer me llamó de repente y... Pero ¡alto! Estamos entrando en una materia compleja y emocionante que nos alejaría demasiado de nuestro relato.
-Cuando gane dinero vestiré mejor; me compraré un sombrero de copa...
Saqué mis recortes de prensa. Seleccioné los que más merecían la pena.
Kashirin no me gustó: rostro gris, humor cuartelero.
Mirándome, dijo:
-Naturalmente usted será apolítico, ¿verdad?
Asentí culpablemente. Con cándida idiotez añadió:
-Veinte personas han optado a este puesto. Hablaban conmigo y... no volvían a aparecer. Al menos déjeme su teléfono.
Le di el teléfono de una tintorería casualmente grabado en mi memoria.
Ya en casa, volví a mirar los recortes. Releí algunos. Reflexioné..."

Fruto de esa reflexión, tras esta apertura, aparecen doce mentiras periodísticas escritas por el autor entre 1973 y 1976, en Tallin (Estonia), y la historia real de su elaboración. Son doce compromisos, doce trabajos de un absurdo hercúleo.

P.D.: La imagen muestra que, mientras en español contamos con cuatro obras traducidas de Dovlátov, en EEUU te venden hasta VHS y DVD en ruso. ¡Ostras!

15 comentarios:

Al Nonino dijo...

Yo voto por que los peces gordos (y dentro de "peces gordos" ya se podría incluir a Herralde) reediten a Dovlátov. ¡Así llega de una vez a Uru!

EL PRESO CRÁTICO dijo...

Grande. Ya gozé con La extranjera (es él título de un libro, para los lectores desprevenidos) y La maleta. Ahora quiero El Compromiso. ¿Puede ser?

J. dijo...

Nomeacuerdo me regaló la maleta, luego compré el Compromiso... lo mejor que he leido este año.

IMANOL dijo...

Tienes lo que quieras de Dovlátov en 24h. en casa, mismamente comprandolo en Ebay por ejemplo, es lo que tiene la globalización... pero traducido será otro cantar.

Mònica dijo...

Lo leí siguiendo los consejos de Eresfea, que hasta ahora no me han defraudado nunca. Me encantó, aunque supongo que yo no sería Dovlátov.

Ander Izagirre dijo...

Sos un páyoner. Si tecleas " 'el compromiso' Dovlatov" en google, el primero que aparece es Peter recordando que eresfea dice que leamos a Dovlatov. A mí se me escapó ese título. Buscaré en internés, pero si alguien sabe en qué librería de carne y hueso puede encontrarse... soy todo orejas.

J. dijo...

El libro es de la editorial Ikusager, de Vitoria: ikusager.ctv.es

Yo lo compré en el Parnasillo...

J. dijo...

corrijo: ikusager@ctv.es

IMANOL dijo...

Ander, lo tienes en ebay por menos de 10 euros, pero en Inglés:

http://cgi.ebay.es/The-compromise-by-Sergei-Dovlatov-Book_W0QQitemZ250164140428QQihZ015QQcategoryZ274QQrdZ1QQssPageNameZWD1VQQcmdZViewItem

Mia dijo...

¡La chica con la espalda suceptible tiene blog!

Saludos

Ander Izagirre dijo...

Gracias, Imano, pero ¡lo tengo! Ayer mismo pasé por Bilintx, pensando que debería encargarlo, y resulta que lo tenían. Unos 15 ecus.

Maite dijo...

Entro casi por casualidad y me encuentro con otra casualidad, Dovlátov. Primero fue Los nuestros, luego El compromiso (me gustó aún más...). Eso sí, me costó encontrarlos, casi tres meses de espera. Creo que el siguiente será La maleta y, si sucede como con los anteriores, en tres meses estamos en Navidades. Justo a tiempo para las vacaciones!
maite

Chewbacca dijo...

"El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen"

volví a la "blogósfera". Para quedarme :P

Besos

pUbLiFrEaK dijo...

Aguante la maletaaaaa!!!!

Salú!

Dícesede dijo...

No puedo comentar sobre Dovlátov, a no ser por el fragmento anterior, no lo he leído. Igual estoy segura que tarde o temparano habrás de empujarme hacia él.