viernes, septiembre 07, 2007

Por qué es mejor que Lily viva con sus amantes amitos actuales y no con Eresfea

Confieso que he matado. Y mucho. Murciélagos, corderito, cangrejos, tritones, lagartos, golondrinas, víboras, ratas, gatos, perros (dos), gorriones, tórtolas, patos, codornices, conejos, torcaces, zorzales, mirlos, saltamontes (que parecían reptiles por el tamaño), pulpos, doradas, lubinas, karraspios (miles), sargos, escorpiones, anguilas, pulgas, lagartijas, luciones, serpientes, una iguana, lirones, sapos...
Reconozco que disfruto con las moscas, mosquitos y tábanos. Y disfruté con un perro (me había mordido).
Como los ex combatientes dicen "nunca participé en un pelotón de fusilamiento", yo puedo decir:
1. Nunca he matado un animal a tiros.
2. No es lo mismo matar para comer que matar por matar.
3. Mataba las aves con un corte de navaja en la nuca, como me enseñó mi padre, y nunca he matado los padres de las crías que acababa de degollar (¡aparece en el Antiguo Testamento!).
(Nunca dominaré la técnica de acupuntor de mi difunto abuelo, que, tras arrancar una pluma remera del ala del ave, le daba una puntada estratégica en la base del cráneo y la despachaba en un segundo -digno de Kill Bill-).
4. Nunca maté por asfixia.
5. Piensa en cuántos animales se mataron esta semana para que tú mantengas tu menú. Te queda el ayuno o la aceptación.

P.D.: Conozco y respeto la fauna, me gusta observar los animales en su ecosistema. Me parece entrañable (y en muchos casos loable) el esfuerzo por preservar las especies en peligro de extinción, y desprecio profundamente a los escopeteros apostados, a las bestias que con un rifle tumban animales a centenares de metros de distancia. Pero me avergüenza la nueva religión de los países industrializados: el falso ecologismo. Quizá por eso comprendo a un niño dando de fumar a un sapo.
P.D.2: Recomiendo a los falsos ecologistas darse un paseo por la cuneta de cualquier carretera en el campo. Que lloren.

11 comentarios:

J. dijo...

Hay que reconocer que el pollo de la foto (elocuente) tiene mejor aspecto que Lily. El bronceado sienta bien.


De acuerdo..

Pero,

eso sí, no soporto ver los conejos de una pieza, despellejados, salidos del horno. Parecen señores pequeñitos

eresfea dijo...

Pero luego, cuando los ves dorados, con un poco de cebolla y zanahoria pochada en salsa cazadora, y guisados a fuego lento... ¡Qué ricos!
A mí, por ejemplo, me pierde el gorrín al horno. Y mira que son encantadores esos cerditos diminutos...

No te contaré nada nuevo dijo...

“No es lo mismo matar para comer que matar por matar”, ¿tú matas para comer o por matar? No me creo que mataste todas esas cosas (animales, insectos, bichos) para comértelas.

P.D.: Te faltaron los hongos, a esos también los matas.

mi-tacua-uy dijo...

Me divierte pensar la cantidad de personas que abrán bajado su concepto de tu persona, sólo por esta entrada. Mi opinión no ha variado, si sirve de consuelo. De hecho me ha divertido el minucioso detalle.
Notecontaréalgonuevo, no fomentes un fanatismo. Los hongos son del reino vegetal, inferiores incluso a un mosquito -golpe bajo, ¿no eresfea?-.

mi-tacua-uy dijo...

Ahora me vino la duda, si estudié hongos en microbiología, eso quiere decir que pertenecen al reino animal, ¿o estoy en lo correcto al intuir que son vegetales? He aquí una cuestión.

Hipolipo dijo...

Los hongos no son animales ni plantas, son hongos (fungi). Nunca pensé que esta información me serviría de algo.
Yo llevo un abrigo de porcino(eso pone en la etiqueta) y unos zapatos de vacuno, no puedo ir de ecologista.

mi-tacua-uy dijo...

Hipólito, tienes toda la razón. Es que nunca me gustó la distribución de Reinos y creo que la borro de mi memoria. Aprobado el examen, adiós conocimientos ;)

EL PRESO CRÁTICO dijo...

¿A los mosquitos los comés?

El día que me compre una chumbera (en el interior todos tenian una) o un rifle voy a mater a cuanto bicho se me cruze. Matar a tiros es lo único placentero de matar.

El otro yo dijo...

Cobardes los que matan con armas y felices los que comen lo que cazan.

eresfea dijo...

La chumbera (carabina de balines en España), Preso, es el arma de los niños para matar gorriones, pardillos y poco más (de sangre caliente). La acepto del mismo modo que aceptaba al niño que daba de fumar al sapo.
De los hongos mejor no hablo, que me embalo.
Notecontarenadanuevo, casi siempre he matado para comer después. (Eso no quita que uno tenga sus momentos de furia).
Otro tema es el de los bichos que te atacan o chupan tu sangre (perros locos, mosquitos, garrapatas...). Con esos no tengo piedad.

Anónimo dijo...

Pues disfrutar con matar a un perro porque te ha mordido tiene delito.

En fin, que ahí mataste por hijoputismo, no por necesidad. Así que hijoputa te quedas.