sábado, septiembre 29, 2007

Regalos



Ayer recibí un regalo enorme de mi difunto amigo y maestro Peter. Me lo entregó Javier.
(Sí, tenía que ver con hongos).
Y hoy, en un hayedo de Eugui (Navarra), he recogido la reina de la setas: la amanita de los césares, gorringo o kuleto en euskera.
(También he recogido pacharanes -endrinas, arañones- y esta tarde preparo el licor con ellos).

5 comentarios:

J. dijo...

Pero no muy difunto, ¿verdad? Muy difunto no. Y no es cuestión sentimental, es que no se va y me acuerdo mucho y cada día recupero algo que dijo y que ya había olvidado y es como si me lo dijera por primera vez.

Si el regalo es lo que creo, puede salir algo espléndido.

gusiluz75 dijo...

Yo también creo que sé qué es el regalo, ya sabes, en el libro de setas que tienes pendiente puedes escanear alguna de las páginas y puede quedar una obra preciosa.

EL PRESO CRÁTICO dijo...

Yo también, cuando vuelvo a mi país natal despúes de mucho tiempo, lo primero que hago es ir en busca de hongos.

Un abrazo transatlántico.

pUbLiFrEaK dijo...

Eresfea, entre los hongos y el alcohol...jaja! me alegro que estés bien.

Abrazo!

Ah! y salú!

El Testígolo dijo...

Se ve muy bien esa seta en la manita.