martes, marzo 04, 2008

La trama navarra

Hay un lugar mágico e inmortal para la humanidad mediterránea (reconozcamos otras humanidades, hoy me siento ecuménico). Y está en Navarra. Ningún navarro se sorprenderá por esto (un temblor de párpado provocaría sospechas en su navarridad).
Es Tierra Estella. Y cuando algunos dicen "Tierra Estella" entonan como para decir "Tierra Santa". (Sí, la denominación ya dice mucho..., basta con pensar en otras "Tierras" que no llegan: Tierra del Fuego no tiene un Fuego, y la Tierra Media es un invento de Tolkien, por mucho que algunos turistas busquen en Nueva Zelanda).
Algunos encuentrarán el corazón de Tierra Estella en las bodegas Irache, junto al monasterio homónimo. Allí se dieron el lujo de colocar una fuente que da vino, tinto.
Van y beben.
Van y hacen una fotografía para que crean los incrédulos (abstemios incluidos).
Para mí, Tierra Estella es como una Little Navarra ¡pero dentro de Navarrra! No tiene lo único que no tiene Navarra: mar (esos malditos guipuzcoanos). Tiene todo lo que Navarra tiene: iglesias románicas, carlistas, jabalís, hayas y encinas, viñas y cereal, montaña y llanura... Y muy importante: una misteriosa línea inmortal que asoma por aquí y por allá. La encuentro, por ejemplo, en los viejos con boina negra (marines de lo cotidiano) que tras el funeral de cuerpo presente, cargan con el ataúd de su amigo o familiar y se largan a cantar de camino al cementerio, desde la puerta de la iglesia: "La muerte , donde está la muerte, dónde su victoria...".
Como diría para mí el mejor Borges en un paréntesis de "La trama": "(estas palabras hay que oírlas, no leerlas)".
Suenan auténticos, como una tormenta.

P.D.: Yo también fui. Yo también fotografié.

3 comentarios:

Adela Fernández dijo...

Precioso, Eresfea. Hace unos años estive en Tierra Estella, en el corazón de Navarra. Era otoño, cuando las hayas adquieren ese tono ocre tan encantador. Y recuerdo que la belleza de esos parajes me sobrecogió.

Caravinagre dijo...

Vaya, Vaya... me convierto en referente de la "navarridad". No sé qué pensar.

Tienes razón Tierra Estella es una "little Navarra". Y además, se arrima al mar todo lo que puede. Tiene todo lo que tiene Navarra. Ah, y también tenemos una "pequeña Vizcaya" o al menos así le llaman al valle de Valdizarbe (redundancia de latinajos: Valle de Izarbe). Y otras cosas, coleccionamos trozos propios y ajenos de otros terruños.

Recuerdo que mi adoctrinamiento en el navarrismo se iniciaba en las clases de conocimiento del medio con "Navarra es un contienente en miniatura". Frase referida a los climas a los que se somete el viejo reino.

Por cierto, he encontrado otra fuente que emana vino, pero es un timo. En Mendoza, Argentina. aquí.

P.D.: Respecto a la playa... Algún día volveréis, malditos. ;-)

eresfea dijo...

¡Una fuente de vino trucha!
Sólo imaginaba algo así en un parque de atracciones de Disney...