jueves, julio 26, 2012

Viernes marchosos: viernes 13 en Pagoeta, Sta. Engracia y Gazume; viernes 20 en Kopakarri, Agiña, Galtzarrieta y Bianditz

 El viernes 13 de julio, Patxi preparó una de esas etapas dignas de purgatorio que tanto me gustan. Él habla de "excursión", a mí me gusta decir "expedición guipuzcoana".

Uso sus palabras:
"Al lío:
Salimos de Iturrioz (593 m) y el punto más alto programado era Zelatun (859 m), pero a Josean le pareció poco y apostó por Gazume (996). Lo pagaría. Nada más salir, para confundirlo, fuimos en dirección contraria y además bajando. Para cuando se recuperó de la impresión, ya estábamos en el collado de Bidegorrieta (426 m). Subimos a Pagoeta, cima (717 m) y cruz (674 m). (...) Algunas alambradas-trampa para superar (...) ese terreno tan propicio para mí, a la vez que criticado: la pista y el asfalto.
El gran montañero junto al almiar.
 En ésas llegamos a Urdaneta (360 m), donde hicimos un primer avituallamiento inusual (...).
Aquí se inicia la excursion real, un descenso al valle por donde discurre Granada erreka y donde habita la humedad. El camino nos deja junto al caserio Olalde (80 m) y en un pispás estamos en Altzolaras-Palacio, un inmenso mastín guardaba el puente pero  Josean encontró el valor para pasarlo en el hecho de que yo corro menos que él y que el mastín estaba atado.
Le había metido (encajado para ser precisos) en un estrecho y húmedo valle y la ruta para salir es un retorcido camino hasta la ermita de San Pelayo (310 m), allí le hice sudar.  Al decir sudar, me refiero a esa película de humedad que te recubre el cuerpo, te pega la ropa a la piel, entra en tus ojos, te impide transpirar... Yo, mientras tanto, como un pincel.
De San Pelayo lo llevé a Santa Engracia (503 m). (...). En el camino no hubo incidentes, excepto la señora del caserío de Egañazpikoa, que, alertada por su perro, asomose por la ventana para pegarnos un grito:"¡HORTIK!" o "¡POR ALLÍ!", que agradecimos al ver que nos enfilaba por una GR. Al poco nos dimos cuenta de que nos mandó por un camino que estábamos desbrozando con nuestras ropas con el fin de que sus vacas pasten tranquilas por el camino lógico.

Santa Engracia: ermita, montañero pincel, buzón.
Almuerzo interior (Santa Engracia). Fotografía de Patxi.
 Tras Santa Engracia, íbamos enfilados al último desnivel en subida del día, fue a unos 550 m, a vista de Erdoizta-San Isidro, cuando se  desarrolló el ataque decisivo (...).
Juntos hicimos Mendibeltz y sus fantásticas vistas del Ernio, Gazume-Akategi y ese dejarnos caer a Iturrioz.
Cima de Gazume.
Con esto, sin un bizcocho ni café, nos fuimos a casa."

Viernes 20 de julio.
Patxi dobla el número de fans-montañeros. Le seguimos Pilar y yo por una ruta tobogán que parte, como es habitual en él, con una bajada. Salimos de Aritxulegi (436 m) para llegar al embalse de San Antón, desde ahí remontamos hasta la cima de Kopakarri (602 m).

Asomo a la ruta superada, desde Kopa Harri se ve el collado de Arritxulegi, San Antón...
Volvemos sobre nuestro pasos hasta el  collado de Telleri (390 m) para meternos por una senda estrecha entre helechos que remonta una buena pendiente hasta que, ¡por fin!, con la cima de Agiña (618 m) a la vista, clarean los helechos y se puede respirar. Empapados de sudor, seguimos hacia el paraje que nuestro guía ha determinado como idóneo para el almuerzo.
Copio del señor Urrutia en  Mendikat:
"En un primer alto (556 m), encontramos el monumento dedicado al etnólogo y compositor musical José Antonio Zulaika, conocido como Padre Donostia (1886-1956), con una gran estela realizada por el escultor J. Oteiza y una pequeña capilla obra de L. Vallet. El lugar se halla junto a los crómlechs de Agiña y pretende ser la unión entre el arte moderno y el protohistórico."
Tentempié reclinado sobre un Oteiza.
 Seguimos hacia Bianditz; primero con pista y vista (a la derecha, ¡ar!) al embalse de Domiko, y al final, con trepada al borde de la finca de Artikutza, descubrimos Galtzarrieta (813 m), antecima de Bianditz (840 m).
Cima de Bianditz.
 Tras la sesión fotográfica, consumamos la recogida de manzanilla en la bajada franca al coche aparcado en Aritxulegi.
Y luego hubo café, y tónica.

2 comentarios:

Iñaki Munain Ibáñez dijo...

Quiero pensar que el vino (del bueno, seguro, si lo llevó la heroína de negro) y el resto de viandas quedaron al pie de la estela, como ofrendas al inconmensurable Oteiza y al aita Donostia.

Anónimo dijo...

Gracias

**** Ruta junto al río Altzolaras, desde Granada-Erreka a Aizarnazabal ****

Es posible caminar junto al río o arroyo Altzolaras (o Alzolaras o Granada) desde su origen cerca del caserío Granada-Erreka (pertenece al término municipal de Errezil -ahí nació el bertsolari Basarri- y está situado junto a los de Zestoa y Aia) hasta su desembocadura en el río Urola bajo el núcleo de Aizarnazabal. El valle tiene mucha vegetación (árboles, etc.) y el río en ocasiones se encajona. Hay varios caminos pero la mejor ruta parece ir principalmente por la margen derecha, en ocasiones pegando al arroyo y otras hasta unas decenas de metros más arriba del cauce. Para evitar pérdidas, etc. es mejor recorrer el camino río abajo. Hay caminos que a tramos son muy estrechos o apenas marcados. En la ruta se encuentran las ruinas de un palacio y de un par de ferrerías, así como algún pequeño embalse.

Hay más información en:
http://www.elcorreo.com/alava/v/20100723/deportes/mas-deporte/historia-agua-altzolaras-20100723.html
http://www.aizarna.com/artikuluak/Altzolaras%20bailarako%20ibilbidea

A ver si alguien indica una buena ruta completa de forma detallada, tal vez con alguna foto.
------
Fuente, libremente ambliable: http://www.forodevecinos.com/consulta-ruta-de-granadaerreka-a-aizarnazabal-177584-3174